Abstracts

Piotorax felino: un estudio retrospectivo de 27 casos en Australia.

Barrs VR, Allan GS, Martin P, Beatty JA, Malik R

J Feline Med Surg 2005;7:211-22.

 

Introducción: El estudio describe 27 gatos diagnosticados de piotorax entre 1983 y 2002.

Resultados: En el 78 % (21/27) de los casos, el cultivo del líquido y/o la citología pleural era compatible con una infección bacteriana mixta anaerobia de origen orofaríngeo. En el 22 % (6/27), la infección fue causada por patógenos inusuales o patógenos de origen no-orofaríngeo, que incluían una especie de Micoplasma, el Cryptococcus gattii, Escherichia coli, Salmonella typhimurium y Staphylococcus aureus. El índice total de mortalidad fue del 22 %. El tratamiento tuvo éxito en el 95% (18/19) de casos en los que se insertaron tubos de toracostomía. Un caso sólo se resolvió después de realizar toracotomía. En tres casos se aislaron Actinomyces, y al contrario que en perros donde se recomienda la toracotomía, estos gatos se solucionaron con tubos de toracostomía. El 58 % de los gatos con tubos de toracostomía tuvieron complicaciones mecánicas. En el 67% de casos se identificaron los probables mecanismos de la infección pleural que incluían la infección de origen hemático (n=1), la inoculación directa de bacterias en el espacio pleural (n=1), la ruptura del esófago intratorácico (n=1) y la extensión paraneumónica de una infección (n=15; 56 %). De este último, se sospechó una aspiración perioperatoria en dos gatos, una migración parásitaria en dos casos y 7 casos tenían un antecedente de alguna infección de vías respiratorias altas.

Importancia clínica: La extensión paraneumónica de una infección después de la colonización y la invasión de tejido pulmonar por la flora orofaríngea parece ser la causa más frecuente del piotorax anaeróbico polimicrobiano felino y contradice la creencia de que la inoculación directa de bacterias a la cavidad pleural por heridas de mordeduras es la causa más frecuente del piotorax felino