Abstracts

Biopsia renal: un estudio retrospectivo de métodos y complicaciones en 283 perros y 65 gatos

J Vet Intern Med 2005;19:794–801

Shelly L. Vaden, Jay F. Levine, George E. Lees, Reid P. Groman, Gregory F. Grauer, and S. Dru Forrester

 

Introducción: Frecuentemente se requiere una biopsia para establecer un diagnóstico definitivo en perros y gatos con alguna enfermedad renal. El objetivo de este estudio retrospectivo, es determinar las complicaciones de la biopsia renal así como los factores que puedan estar asociados al desarrollo de complicaciones y a la consecución de los especimenes adecuados en 283 perros y 65 gatos. Se evalúan los datos extraídos de los expedientes médicos de en 4 instituciones

Resultados: La indicación más común para realizar la biopsia renal fue la proteinuria. Se observaron complicaciones en el 13.4 y el 18.5 % de perros y gatos, respectivamente. La complicación más común fue la hemorragia grave; fueron raras la hidronefrosis y la muerte. Los perros que con mayor probabilidad desarrollaron complicaciones después de la biopsia renal, eran los que estaban entre 4 y 9 años, los que pesaban 5 mg/dL. La mayoría de biopsias tanto de perros (87.6 %) como de gatos (86.2 %), se consideraron de una calidad satisfactoria. En perros, las biopsias tenían mayor probabilidad de ser de alta calidad si eran obtenidas con anestesia general y más probabilidad de incluir sólo la corteza sólo renal si eran obtenidas por cirugía.

Importancia clínica: Los autores concluyen que la biopsia renal es un procedimiento relativamente seguro, con una frecuencia de complicaciones graves baja. Las consideraciones prácticas de cada hospital y las variables de los pacientes pueden, potencialmente, afectar tanto a la calidad del espécimen obtenido como a la tasa de complicaciones.