Abstracts

Signos clínicos, hallazgos clínico-patológicos, etiología y evolución asociados a la hemoptisis en perros: 36 casos (1990-1999)

J Am Anim Hosp Assoc 38[2]:125-133 Mar-Apr\'02

Nathan L. Bailiff, Carol R. Norris, University of California, Davis, CA

Objetivo: La hemoptisis se define como la expectoración de sangre o mucosidad sanguinolenta desde el tracto respiratorio por debajo de la laringe. El propósito de este estudio es determinar la reseña, las manifestaciones clínicas, datos radiográficos y de laboratorio, enfermedades concomitantes y evolución de los perros que se presentaron con una hemoptisis como problema principal.

Animales: Se evaluaron 36 perros que se presentaron con hemoptisis.

Resultados: la media de edad era de 5 años ( rango: 6 meses 13 años). Todos los casos se presentaron con una historia de hemoptisis menor de 1 semana, excepto uno, que se presentó con una historia de 3 meses de hemoptisis. En 4 perros se notó tos antes del inicio de la hemoptisis la duración de la tos oscilaba entre 1 día a 1 año. Taquipnea, tos y disnea fueron hallazgos comunes en casi todos los perros.

En 11 perros se evidenció anemia que sólo era grave en uno de ellos. Todas las radiografías torácicas eran anormales, siendo los patrones alveolar e intersticial, lo más comunes. Basándose exclusivamente en los hallazgos radiográficos no se pudo diferenciar la hemorragia pulmonar de enfermedad pulmonar primaria.

Enfermedades que predisponen a la hemoptisis incluyen bronconeumonía bacteriana(n=7), neoplasia (n=5), trauma (N=5), trombocitopenia inmunomedida(TIM) (n=4.Tenían un número de plaquetas entre 25-30 mil /ul) filariosis (n=4), intoxicación con rodenticidas (n=3), torsión lóbulo pulmonar (n=1) fallo cardíaco congestivo izquierdo (n=1),hipertensión pulmonar (n=1), pneumonía por cuerpo extraño (n=1). En cuatro perros se evidenció más de una enfermedad concomitante.

Siete perros fueron eutanasiados durante el curso de la visita inicial y un animal murió después de la broncoscopia. Los 28 perros restantes se consideraron como recuperados o lo suficientemente estables para ser dados de alta del hospital. De estos perros, 5 murieron o fueron eutanasiados por la enfermedad concomitante entre 1 y 6 meses después del alta médica. La gravedad de la hemoptisis ( medida por la disminución de hematocrito y proteínas) no era útil para determinar la enfermedad concomitante o para dar un pronóstico.

Conclusiones y relevancia clínica: Los autores concluyen que debido al pequeño número de perros y a la multitud de enfermedades adyacentes, no se pueden realizar inferencia estadísticas. Sin embargo, parece ser que los pacientes con TIM parecen tener el peor pronóstico, ya que el 100% fueron eutanasiados en la primera visita. Además, los perros con neoplasias o etiologías de hemoptisis múltiples, tienen mal pronóstico.