Abstracts

Uso de una placa interna para realinear un esternón de un gato con pectus excavatum

Risselada M, de RH, Liuti T, Polis I, van BH.

J Am Vet Med Assoc 2006;228: 1047-1052.

 

DESCRIPCIÓN DEL CASO: Una gata de pelo largo de 5.5 meses de edad fue visitada a consecuencia de una desviación dorsal de la porción caudal del esternón y por una disnea que empeoraba progresivamente durante el juego.

HALLAZGOS CLÍNICOS: Se hizo el diagnóstico de un pectus excavatum y se confirmó radiográficamente. La silueta cardiaca estaba cambiada de posición al hemitórax derecho. El índice vertebral (VI) y el índice frontosagital (FSI), que son índices radiográficos que se utilizan para evaluar el grado de extensión de la deformidad, eran de 5.2 y 3.0, respectivamente. La altura torácica mínima era 13 mm en ese momento.

TRATAMIENTO Y RESULTADO: El mal posicionamiento fue corregido en la intervención quirúrgica. Para la estabilización, se colocó una placa interna en el lado ventral del esternón. Los índices radiográficos mejoraron hasta el día 85. A partir de ese día se detectó un distanciamiento entre la placa y el esternón. Se aconsejó retirar la placa. Los índices radiográficos mejoraron otra vez después de retirar la placa. 310 días después de la cirugía, el VI era de 9.6, y el FSI era 1.6. La altura torácica mínima era 34 mm. No había disnea evidente durante el examen físico.

IMPORTANCIA CLÍNICA: Los resultados del tratamiento sugieren que esta técnica puede ser útil como opción quirúrgica alternativa para los gatos con pectus excavatum