Abstracts

Ulceración gástrica a consecuencia de una invaginación parcial de un estómago en un perro con dilatación-torsión gástrica

Parton AT, Volk SW, Weisse C.

J Am Vet Med Assoc 2006;228: 1895-1900.

DESCRIPCIÓN DEL CASO: un perro de 8 años de edad castrado de raza pastor alemán fue evaluado por una distensión abdominal, arcadas y vómitos.

HALLAZGOS CLÍNICOS: Se sospechó de una dilatación-torsión gástrica en base a los signos clínicos del perro, la historia y los resultados de los análisis clínico-patológicos y la radiografía abdominal. Se realizó una celiotomía y se confirmó el diagnóstico con una esplenomegalia. Se realizó una invaginación gástrica sobre el área de la necrosis gástrica. El perro fue reevaluado a los 21días después de un episodio de colapso. Los hallazgos del examen físico y los análisis clínico-patológicos fueron sugestivos de una hemorragia interna. Se realizó una ecografía abdominal y la celiotomía posterior reveló una ulcera gástrica severa en el lugar de la invaginación gástrica, una torsión esplénica y un infarto focal esplénico.

TRATAMIENTO Y EVOLUCIÓN: Se efectuó una esplenectomía y una gastrectomía del tejido necrótico. El perro fue dado de alta del hospital y el propietario fue instruido para administrar protectores gástricos y alimentar al perro con una dieta suave. El perro se mantuvo sano 3,25 años después de la cirugía.

RELEVANCIA CLÍNICA: Los hallazgos sugieren que las complicaciones asociadas al procedimiento de invaginación gástrica incluye una ulceración severa que puede requerir de la consiguiente cirugía. Los tratamientos prolongados con protectores gástricos después de una invaginación gástrica pueden ser necesarios para evitar la ulceración del estómago en los perros