Abstracts

Hallazgos morfológicos y morfométricos de imágenes de resonancia magnética de perros de caza con y sin signos de espondilomiopatía cervical.

a Costa RC, Parent JM, Partlow G, Dobson H, Holmberg DL, Lamarre J.

Am J Vet Res 2006;67: 1601-1612.

OBJETIVOS: Comparar los hallazgos morfológicos y morfométricos de la columna vertebral cervical y la médula espinal en doberman con o sin signos clínicos de una espondilomielopatía cervical (CSM; síndrome de Wobbler), detectada mediante resonancia magnética (RM).

ANIMALES: 16 perros clínicamente normales y 16 doberman afectados de CSM.

PROCEDIMIENTO: Para cada perro se realizó una RM de la columna cervical (en posición neutral y en tracción). Morfológicamente, las alteraciones de la RM se clasificaron según una escala de compresión de la médula espinal. También se recogieron la estenosis del foramen y la degeneración del disco intervertebral y protrusión. Se obtuvieron las medidas morfométricas del canal vertebral y de la medula espinal en planos de RM sagitales y transversales.

RESULTADO: 4 de los 16 perros clínicamente normales y 15 de los 16 perros afectados tenían compresión de la médula espinal. Doce perros clínicamente normales y todos los perros afectados de CSM tenían degeneración discal. La estenosis del foramen fue detectado en 11 perros clínicamente normales y en 14 perros afectados por CSM. Las áreas del canal vertebral y médula espinal fueron significativamente menores en los perros afectados de CSM comparándolas con los perros clínicamente sanos. En ambas posiciones de la RM, los discos intervertebrales de los perros con CSM eran más anchos que en los perros clínicamente sanos pero la amplitud de la interrupción del disco fue similar entre ambos grupos.

CONCLUSIONES Y SIGNIFICADO CLÍNICO: La incidencia de degeneración de disco intervertrebral y la estenosis del foramen en perros doberman clínicamente normales fue alta; la compresión de la médula espinal cervical puede estar presente sin síntomas clínicos aparentes. Una combinación de factores estáticos( por ejemplo un canal estenosado relativamente y un disco intervertebral amplio) distinguiría los perros afectados de CSM de los clínicamente normales y parece ser un hallazgo clave en la patogénesis de la CSM.