Abstracts

Estudio clínico retrospectivo de la Leishmaniosis Canina en 150 perros infectados naturalmente por Leishmania infantum

Ciaramella P, Oliva G, De Luna R, Gradoni L, Ambrosio R, Cortese L, Scalone A, Persechino A,

Veterinary Record 1997 141, 539-543

Objetivo: Categorizar los hallazgos clínicos y laboratoriales observados en animales naturalmente infectados por Leishmania Infantum

Animales: Se utilizaron 150 perros naturalmente infectados de una zona del sur de Italia.

Resultados: La mayoría de perros eran mestizos (43.3%), machos (64.7%), de talla media (50.6%), entre 3 y 7 años (64.7%), y que viven en zona rural ( 60%). Los animales presentaban linfoadenomegalia generalizada ( 56.7%) o simétrica (32%). El 58% de animales presentaban mucosas pálidas y se observó esplenomegalia en el 53.3% de animales. La pèrdida de peso se observó en 32 % de perros. Las anormalidades cutáneas fueron muy comunes e incluían, dermatitis exfoliativa seca (56 %), úlceras (40 %) alopecia periorbital (18%), alopecias difusas (14%) y onicogrifosis (24%). Se obervaron signos oculares en 24 perros (16%) que incluyeron 16 casos de queratoconjuntivitis ( en 3 de ellos fue seca), 6 casos de uveítis moderada y 2 casos de panoftalmitis. La forma aguda de la enfermedad se diagnosticó en sólo 6 perros y se caraterizaba por fiebre y linfoadenomegalia generalizada, y ausencia de lesiones cutáneas. Otros 6 perros tenían fallo renal grave sin síntomas clínicos de leishmaniosis. El hallazgo laboratorial más importante fue un aumento entre moderado y grave de gammaglobulinas, hipoalbuminemia, hiperpoteinemia, y anemia. El cultivo o la citología fueron positivos en 134 casos. Siguiendo los standars desarrollados para medicina humana respecto a las citologías de médula ósea y ganglio linfático, la densidad variaba entre 1 y 2 . Lo niveles de títulos de anticuerpos fueron altos ( > 1:160) en casi todos los casos. Los test inmunológicos para la detección de autoanticuerpos fueron positivos en 25 de los 53 perros (47%) testados para ANA, en 15 (35%)de los 43 perros testados para Factor reumatoide, y en 5 (21%) de los 24 perros testados para el test de Coomb.