Abstracts

Epidemiología de la peritonitis infecciosa felina en gatos examinados en hospitales veterinarios académicos

J Am Vet Med Assoc. 2001;218:1111-1115. Rohrbach BW, Legendre AM, Baldwin CA, Lein DH, Reed WM, Wilson RB.

 

Objetivo: determinar las proporciones de gatos diagnosticados con peritonitis infecciosa felina (PIF) anual, mensual y según zona geográfica, e identificar las características específicas de los gatos con PIF mediante un estudio de comparación de casos y controles.

 

Animales: se incluyeron los historiales médicos de todos los casos felinos visitados en los hospitales veterinarios académicos, y los resultados de necropsias o histológicos de casos felinos recibidos en 4 laboratorios de diagnóstico veterinario entre Enero de 1986 y Diciembre de 1995.

 

Procedimiento: se calcularon las proporciones de casos totales y de casos nuevos a los cuales se les hizo un diagnóstico de PIF. Para identificar características específicas de los gatos con PIF, los gatos afectados se compararon con el siguiente gato examinado en la misma institución (gato control).

 

Resultados: aproximadamente 1 de cada 200 casos felinos nuevos y 1 de cada 300 casos felinos totales examinados en los hospitales veterinarios académicos de Norteamérica, y aproximadamente 1 de cada 200 casos recibidos en los laboratorios de diagnóstico veterinario fueron gatos con PIF. Comparados con los gatos del grupo control, los gatos con PIF eran jóvenes, de pura raza, y machos sexualmente intactos más comúnmente, y hembras castradas o animales que sobrevivieron la hospitalización menos comúnmente. La proporción de casos nuevos a los que se les diagnosticó PIF no ha variado significativamente con los años, meses o las regiones del país.

 

Conclusiones y relevancia clínica: estos resultados indican que la PIF continúa siendo una enfermedad clínicamente importante en Norteamérica y que los machos sexualmente intactos tienen mayor riesgo de contraer PIF, mientras que las hembras castradas tienen menor riesgo. La alta prevalencia de PIF y la falta de tratamientos efectivos enfatiza la importancia de programas preventivos, especialmente en criaderos.