Abstracts

Tratamiento de la enteritis por parvovirosis canina con interferón-omega felino en un ensayo controlado por placebo

Vet Microbiol 89[2-3]:115 2002 Oct 22

Martin V, Najbar W, Gueguen S, Grousson D, Eun H, Lebreux B, Aubert A

 

Objetivo: La Parvovirosis Canina continúa siendo una causa de enfermedad, con una morbilidad y mortalidad importantes en todo el mundo, y para la que no hay una terapia antiviral eficaz por ahora. El objetivo del estudio es evaluar la eficacia de la terapia con un interferón recombinante felino (de tipo omega) en el tratamiento de la enteritis por parvovirus en perros.

 

Animales: Se realiza un estudio doble ciego controlado con placebo en cachorros de beagle (8-9 semanas de edad).

Procedimiento: Se inoculan a 14 animales con el virus de la parvovirosis canina. Se monitorizan los signos clínicos, el peso corporal, los parámetros hematológicos y la mortalidad durante un periodo de 14 días después de la infestación. De estos 14 animales, 10 animales desarrollan los signos clínicos que se exigen en los criterios de inclusión, y se admiten para formar al azar dos grupos de tratamiento de igual tamaño (5 con placebo y 5 con IFN). El grupo de IFN recibe una inyección intravenosa diaria de 2.5 MU/kg de este IFN durante 3 días consecutivos. El grupo placebo recibe inyecciones diarias de solución salina sin IFN. Ambos grupos de animales reciben el tratamiento de soporte consistente la dieta y la solución electrolítica adecuadas.

 

Resultados: Todos los 5 animales del grupo placebo desarrollaron una enteritis fulminante con los signos clínicos típicos, y fueron muriendo entre los 10 primeros días de la infección (o 6 días post-tratamiento). En el grupo tratado con IFN un animal murió en el 2º día después de empezar el tratamiento, mientras que los otros 4 perros sobrevivieron y se iban recuperando gradualmente.

 

Conclusiones y relevancia clínica: Estos datos confirman que el interferón omega felino puede ejercer un efecto terapéutico importante en perros con parvovirosis canina mediante la mejora de los signos clínicos y reduciendo la mortalidad.