Abstracts

Una investigación de la relación entre la ingesta calórica y la evolución final en perros hospitalizados

Vet Ther 2[4]:301-310 otoño l\'01

Rebecca L. Remillard, David E. Darden, ; Kathryn E. Michel, ; Stanley L. Marks, ; C. Anthony Buffington, ; Paul R. Bunnell

 

Objetivo: La malnutrición en los pacientes veterinarios, se cree que aumenta la morbilidad y la mortalidad, sin embargo, hasta ahora esto no se había cuantificado estadísticamente. Este estudio tiene diversos objetivos, evaluar la proporción de los pacientes caninos hospitalizados con un balance energético negativo, determinar la relación entre las calorías consumidas en el hospital y el apetito en casa poco tiempo después del alta médica, comprobar porqué estos perros tienen un balance energético negativo, y establecer la relación existente entre la condición corporal, el estado físico, el diagnóstico, y la ingesta calórica, con la evolución del paciente.

 

Animales: Se recogen los datos de 276 perros de varios días en varios hospitales. Después de eliminar los días de hospitalización no completos, se evalúan 821 datos de perros-días.

 

Resultados: En solo el 27% de los 821 datos de perros se obtiene un balance energético positivo ( > 95% de los requerimientos energéticos basales). De los 226 datos seguidos después del alta médica, en el 83% de casos los dueños consideraron que su animal tenía un apetito normal al segundo día de estar en casa. De los 601 datos que presentaban un balance energético negativo, el 22% era debido a que las órdenes de alimentación intra-hospitalarias no eran correctas, y el 34% tenían órdenes de ayuno. La mayoría de casos (44%) eran porque el perro se negaba a comer cualquier alimento. Había una inter-relación importante entre la ingesta calórica y el estado físico, entre la evolución del paciente y su estado físico, y entre la evolución y la ingesta calórica.

 

Conclusiones y relevancia clínica: En general los pacientes sin enfermedad, o bien con una ligera enfermedad sistémica consumen más calorías por día y tienden a ser dados de alta más pronto, mientras que los pacientes con enfermedades graves tiene menor probabilidad de alcanzar los requerimientos energético mínimos en el hospital, y tardan más en ser dados de alta.