Abstracts

Terapia con L-Deprenyl en perros geriátricos con Disfunción Cognitiva

Ruehl. W; Hart B; Reisner I; Entriken T; Cliff K; Stenstrom K; Procc. 16th ACVIM veterinary medical forum 1998 San Diego.

 

Objetivo: El objetivo del estudio es controlar la eficacia y seguridad del L-Deprenyl ( Selegilina HCl ) en el manejo de los problemas de comportamiento geriátricos asociados a la disfunción cognitiva (DC).

 

Animales: Se usaron 199 perros con una media de edad de 14 años.

 

Procedimiento: A estos animales se les diagnóstico DC mediante un examen detallado por un veterinario especialista en comportamiento animal. Además, se les sometió a una evaluación médica completa que consistía en Hemograma, perfil bioquímico, urianálisis y urocultivo, análisis endocrinos, entre otros tests. La evaluación médica fue realizada por 183 veterinarios que participaron en el estudio y que descartaron la existencia de otros problemas médicos o de administración de medicamentos que pudieran afectar a la monitorización adecuada de la respuesta al tratamiento. Los perros se dividieron en 3 grupos, un grupo placebo, un segundo grupo a los que se les administró una dosis de 0.2 mg/kg cada 24 horas durante 4 semanas y otro tercer grupo con un dosis de 1 mg/kg con la misma pauta que el anterior. Los perros que completaron las primeras 4 semanas recibieron un 1 mg/kg durante unas 8 semanas más. La respuesta de comportamiento al tratamiento fue evaluada por los veterinarios especialistas en la semanas 4 y 12 del estudio. Los parámetros de comportamiento estudiados fueron: grado de desorientación, nivel de actividad, ciclo despierto/dormido, respuesta a los estímulos generados por el propietario y entusiasmo mostrado. La seguridad del medicamento se evaluó por el veterinario que refería el caso.

 

Resultados: Después de 4 semanas de tratamiento, la puntuación global obtenida en comportamiento analizada por el método ANOVA era mejor en los perros tratados con L-deprenyl en comparación con el grupo placebo.( P= 0.0287). La terapia de 1 mg/kg era superior a la de 0.2 mg/kg, con un 69% de perros que mejoraron en el grupo de 1 mg/kg. Esta respuesta del 69% se mantuvo después de 12 semanas de terapia.

 

Conclusiones y relevancia clínica: Los resultados de este estudio, indican que una dosis de 0.5-1 mg/kg cada 24 horas son eficaces y seguras en el manejo de la disfunción cognitiva en el perro.