Abstracts

Resultados de la implantación de marcapasos en 104 perros.

Johnson, M. S.; Martin, M. W.; Henley, W.

J Small Anim Pract. 48, 4-11, 2007.

 

OBJETIVOS: documentar el seguimiento, supervivencia y complicaciones relacionadas con la implantación de marcapasos en perros en un estudio retrospectivo.

Animales: 104 perros a los que se implantaron un marcapasos

MÉTODO: se revisaron los historiales de todos los perros a los que se implantó un marcapasos.

RESULTADO: los perros se habían presentado mostrando bloqueo aurículo-ventricular (AV) (71), sick sinus syndrome (SSS) (25) o síncope vasovagal (8). La edad de presentación variaba desde los seis meses a los 13 años con una media de edad de 7 años y dos meses. El labrador fue la raza con más casos (17). Todos, con excepción de 1, sobrevivieron a la implantación del marcapasos, con una resolución de los signos clínicos en 93 casos, mientras que 10 perros mostraron signos residuales intermitentes. Las supervivencias estaban en 1, 3 y 5 años en un porcentaje de 86, 65 y 39%, respectivamente. Las mayores complicaciones después de la implantación fueron documentadas en 15 perros y en tres de estos resultaron fatales. Complicaciones menores se detectaron en 23 perros. La muerte súbita ocurrió en 6 perros a los 3 a 55 meses de la intervención.

CONCLUSIONES Y SIGNIFICADO CLÍNICO: La implantación de un marcaparsos tranvenoso tuvo éxito en la reducción o eliminación de los signos clínicos en más de un 90% de los perros con un bloqueo AV de tercer grado o con un SSS. En los perros con síncopes vasovagales, 6 de los 8 perros tuvieron una importante reducción de los colapsos y dos se volvieron asintomáticos. Aunque el procedimiento se relacionó con las complicaciones, éstos raramente ponían en peligro la vida y la buena supervivencia fue documentada en la mayoría de los casos.