Abstracts

Oclusión del conducto arterioso persitente de mínima invasión per-cateter.

Nguyenba, T. P., Tobias, A. H.

J. Vet. Intern. Med. 22, 129-134, 2008.

 

OBJETIVOS: la oclusión del conducto arterioso persistente CAP per-cateter en perros con dispositivos utilizados para humanos, se asocia a dificultades de la técnica, frecuencia elevada de abandonamiento de la técnica, migración del dispositivo y flujo residual del ductus. El uso de un oclusor para el conducto hecho especialmente para perros (Amplatz canine Duch occluder, ACDO) querría ser factible en perros de pesos distintos y somatotipos y ser efectivo en la oclusión de un amplio rango de formas de CAP y tamaños.

ANIMALES: 18 perros de varias razas con CAP. Los pesos estaban entre 3.8 y 32.3 kg (media de 17.8 kg) y con diámetros angiográficos mínimos del conducto entre 1.1 a 6.9 mm (media de 3.7 mm). La morfología del conducto incluían los tipos IIA, IIB y III.

MÉTODO: se realizó la oclusión del CAP per-cateter con un ACDO en todos los perros. La persistencia o reaparición del flujo del ductus fue valorado al final del procedimiento por angiografía y en el día 1, a los 3 meses y al cabo de 12 meses o más después de la cirugía de mínima invasión, mediante ecocardiografía.

RESULTADO: la colocación satisfactoria del ACDO se consiguió en todos los 18 perros. Un perro necesitó de una segunda intervención con un ACDO más grande después de la migración del primer dispositivo a la vasculatura pulmonar. La oclusión completa fue confirmada en 17 de lo 18 perros durante la intervención, así como en el día 1 y a los 3 meses, y en 12 de 13 perros evaluados al cabo de 1 año o más, después de la intervención.

CONCLUSIONES Y SIGNIFICADO CLÍNICO: la oclusión per-catéter del CAP en perros con un ACDO es factible y eficaz en perros de pesos y somatotipos muy variados y con diferentes tamaños y formas de CAPs.