Abstracts

Fracturas y luxaciones espinales en perros y gatos: una evaluación retrospectiva de 95 casos.

Vet Comp Orthop Traumatol. 2008;21:280-284.

Bruce CW, Brisson BA, Gyselinck K.

 

Introducción: El objetivo de este estudio retrospectivo es revisar casos de luxaciones o fracturas espinales (SFL) tratados con diferentes tratamientos y describir la localización de la fractura, el estado neurológico, la evolución del tratamiento y las complicaciones que aparecieron en el curso del proceso. Se revisaron los historiales de 95 animales que sufrieron algún tipo de SFL entre C1 y L7. La gravedad del daño espinal se valoró y graduó en una escala del 0 al 5.

Resultados: El trauma por vehículo fue la causa más común de SFL. Las fracturas espinales se localizaron entre C1 – C5 en 10 casos, entre C6 – T2 en 1 caso, entre T3 – L3 en 54 casos, y entre L4 – L7 en 36 casos. Se eutanasiaron un total de 30 pacientes con una puntuación de daño espinal de 5. Un total de 28 pacientes, todos ellos con función motora, fueron tratados de forma conservadora y no experimentaron cambios en su función motora en el momento de ser dados de alta. De los 37 pacientes que fueron sometidos a cirugía, 27 no eran ambulatorios. Treinta y cinco de los 37 fueron estabilizados mediante tornillos, agujas placas u otras técnicas. La valoración el daño espinal en los animales sometidos a cirugía mejoró un punto desde el momento del diagnóstico hasta ser dados de alta. En cinco casos se les retiró el implante. Los pacientes que fueron tratados con implantes mejoraron de forma mas significativa que los tratados de forma conservadora, aunque los animales tratados quirúrgicamente tuvieron unos tiempos de hospitalización más largos

Importancia clínica: Los resultados de este estudio muestran que los perros que todavía tienen sensación de dolor antes de la cirugía tiene un buen pronóstico para una recuperación funcional. Los perros tratados de forma conservadora mantuvieron un movimiento adecuado y también tienen un buen pronóstico de recuperación.