Abstracts

Evaluación de la eficacia y seguridad del uso de dos protocolos de sedación y analgesia para facilitar la ventilación en perros sanos.

Ethier, M. R., Mathews, K. A., Valverde, A., Kerr, C., Bersenas, A. M., Nykamp, S. G., Davis, C.

Am. J. Vet. Res. 69, 1351-1359, 2008.

OBJETIVOS: Determinar la eficacia y la seguridad de dos protocolos de sedación-analgesia para facilitar la ventilación asistida en perros sanos.

ANIMALES: 12 perros sanos.

MÉTODO: Los perros fueron asignados de forma aleatoria a dos grupos. Las dosis medias para el protocolo 1 fue diazepam (0.5 mg/kg/h, 3 perros) o midazolam (0.5 mg/kg/h, 3 perros), morfina (0.6 mg/kg/h (6 perros) y medetomidina (1.0 mcg/kg/h, 6 perros). La dosis medias para el protocolo 2 fue diazepam (0.5 mg/kg/h, 3 perros) o midazolam (0.5 mg/kg/h, 3 perros), fentanil (18 mcg/kg/h (6 perros) y propofol (2.5 mg/kg/h, 6 perros). Cada perro recibió los fármacos durante 24 horas consecutivas. Todos los perros fueron ventilados mecánicamente con ajustes en minuto volumen para mantener normocapnia y normoxemia. Las variables cardio-respiratorias fueron recogidas. Una tabla numérica de confort fue asignada cada hora para valorar la eficacia. Se realizó cuidado de la boca, cambios de posición y fisioterapia cada 6 horas. Se midió el output urinario cada 4 horas.

RESULTADO: el uso de ambos protocolos mantuvo a los perros en rangos óptimos de confort más del 85% del tiempo. El primer perro de cada grupo fue excluido del estudio. Una disminución significativa en la frecuencia cardiaca, el consumo de oxígeno y la tasa de extracción de oxígeno fue evidente en el protocolo 1. Los valores de los índices cardíacos en los perros ventilados fueron más bajas que los valores descritos para perros no-sedados sanos. La entrega de oxigeno, la concentración de lactato y el exceso de base arterial permaneció en valores de referencia en ambos protocolos.

CONCLUSIONES Y SIGNIFICADO CLÍNICO: El uso de ambos protocolos fue efectivo para facilitar la ventilación mecánica. Una reducción del índice cardiaco fue detectada para ambos protocolos como resultado de la bradicardia. De todos modos, la entrega de oxígeno y la perfusión tisular global no fue afectada negativamente.