Se encuentra usted aquí

Abstracts

Influencia de la combinación de IECAS y espironolactona en las concentraciones séricas de potasio magnesio y sodio en perros con una enfermedad valvular mitral degenerativa.

Thomason, J. D., Rockwell, J. E., Fallaw, T. K., Calvert, C. A.

J. Vet. Cardiol. 9, 103-108, 2007.

OBJETIVOS: Determinar si la administración de un inhibidor de la enzima angiotensina-convertasa (iECA) más espironolactona causa hipercaliemia, hipermagnesemia o hiponatremia en perros pequeños geriátricos con enfermedad valvular degenerativa. Los iECAs y la espironolactona pueden incrementar las concentraciones séricas de potasio y magnesio y reducir las de sodio. Se había recomendado no administrar estos fármacos conjuntamente o hacerlo con precaución.

ANIMALES: 50 perros con enfermedad valvular degenerativa.

MÉTODO: Los perros presentaban una enfermedad valvular degenerativa con dilatación auricular izquierda y sin insuficiencia cardiaca congestiva o azotemia. Se tomaron datos basales, seguidos de 1-9 valoraciones (media de 2.66) de nitrógeno ureico en suero (SUN), creatinina, sodio, potasio y magnesio. Cada perro recibió un iECA más la espironolactona para durante una media de 23.8 /- 26.6 semanas (rango entre 2 y 150) y una mediana de 15 semanas. No se utilizaron otros fármacos cardiacos, a excepción del iECA y la espironolactona, fueron administrados en este período de estudio.

RESULTADO: no se apreciaron diferencias significativas en las concentraciones séricas de potasio o sodio entre los niveles basales y las posteriores mediciones. Las concentraciones del magnesio sérico aumentaron significativamente (p=0.02) en un tiempo superior a 20 semanas, comparadas con las basales.

CONCLUSIONES Y SIGNIFICADO CLÍNICO: La combinación de un iECA y espironolactona no provoca diferencias significativas de las concentraciones basales y del seguimiento del potasio o del sodio. Aunque las concentraciones de magnesio pueden incrementarse significativamente pasadas 20 semanas de iniciar la terapia, comparadas con las concentraciones basales, la hipermagnesemia parece ser rara, leve y es improbable que tenga relevancia clínica. La combinación de un iECA y de espironolactona es segura en perros pequeños geriátricos con enfermedad valvular degenerativa con concentraciones de SUN y creatinina normales.