Abstracts

Diagnóstico y tratamiento de una balstomicosis que afecta la nariz y nasofaringe de un perro

Wehner, A., Crochik, S., Howerth, E. W., Koenig, A.

J. Am. Vet. Med. Assoc. 233, 1112-1116, 2008.

 

DESCRIPCIÓN DEL CASO CLÍNICO: se examinó un pastor alemán macho de 2 años de edad y 38,9 kg de peso por una historia de 4 meses de duración de descarga nasal severa y congestión mucosa. Los signos progresaban de forma lenta.

HALLAZGO CLÍNICOS: el examen físico reveló que la porción dorsal de la nariz del perro estaba inflamada y dura. Las mucosas en ambas narinas estaban hiperémicas y edematosas. La investigación diagnóstica reveló una osteolisis nasal severa y una rinitis y nasofaringitas piogranulomarosa atribuible a una blastomicosis.

TRATAMIENTO Y SEGUIMIENTO: se administró itraconazol (5 mg/kg cada 12 horas durante 5 días y a continuación cada 24h). Después de un tratamiento de 3 meses, la nariz tenía una apariciencia normal. Después de 5 meses de terapia, la infección por Blastomices se había eliminado, confirmándolo una rinoscopia y el examen de la biopsia realizada. Un año después de haber suprimido el tratamiento, no se habían producido recidivas.

RELEVANCIA CLÍNICA: en perros, la blastomicosis nasal y nasofaríngea puede provocar una osteolisis severa del hueso nasal. La resolución de la enfermedad puede alcanzarse con la administración oral de itraconazol durante un período de al menos cinco meses.