Abstracts

Concentraciones postpandriales venosas de amonio en el diagnóstico de las enfermedades hepatobiliares del perro

J Vet Intern Med 2001; 15:463-466. Walker MC, Hill RC, Guilford WG, Scott KC, Jones GL, Buergelt CD.

 

Objetivo: Determinar la especificidad y sensibilidad de la prueba de la tolerancia postpandrial al amonio (PTPA) para el diagnóstico de patologías hepáticas mediante un estudio prospectivo.

 

Procedimiento: La PTPA se hizo en perros normales y en perros con signos clínicos sugerentes de una patología hepática. En todos los perros se hizo una scintiografia transcolónica, biopsia hepática , o las dos, y se asignaron a uno de los siguientes grupos: grupo de patología extrahepática, grupo de patología hepatocelular primaria, y grupo de anomalías vasculares postosistémicas (AVPS) congénitas. Como fuente de amonio para a la PTPA los perros recibieron una porción de arroz con pollo que proporcionó el 25% de sus requerimientos de energía metabolizable diarios. La administración de arroz con pollo se consideró mas práctico en pacientes con patologías hepáticas, ya que la administración de cloruro de amonio suele causar vómitos o toxicidad. Las concentraciones de amonio venosas se midieron antes y cada 2 horas después de la comida durante 8 horas.

 

Resultados: No se observaron diferencias en las concentraciones medias de amonio entre los perros con patologías extrahepáticas y los perros control, demostrando una especificidad de la PTPA del 100%. Los perros con patologías hepatocelulares no demostraron cambios en las concentraciones de amonio medias antes o después de comer, pero la sensibilidad de la PTPA fue mayor al medir la concentración venosa de amonio a las 6 horas de comer (sensibilidad antes de comer = 28%, después de comer = 36%). En los perros con AVPS congénitas las concentraciones de amonio medias fueron mas elevadas que las de los valores de referencia durante todos los puntos de la medición, y las concentraciones mas altas ocurrieron a las 6 horas de comer. En este grupo, la sensibilidad de la PTPA fue de 81% antes de comer y de 91% seis horas después de comer.

Conclusiones y relevancia clínica: Las concentraciones venosas de amonio son útiles para detectar AVPS congénitas. La sensibilidad de la PTPA mejora al medir las concentraciones 6 horas después de comer. La PTPA tiene poca sensibilidad para detectar patologías hepatocelulares primarias.