Abstracts

El gato con ataques: pruebas diagnósticas y terapia

Smith, B. K., Dewey, C. W.

J. Feline. Med. Surg. 11, 385-394, 2009.

 

RELEVANCIA PRÁCTICA: aunque los ataques se presentan con menor frecuencia en los gatos en comparación con los perros, son una de las formas más comunes de enfermedad neurológica en los pacientes felinos. Los gatos pueden presentar, tanto crisis focales (parciales) como generalizadas y las causas se dividen entre enfermedades primarias, en las que hay no hay una causa subyacente (por ejemplo un epilepsia idiopática), y enfermedades secundarias. Los gatos con ataques secundarios a patologías tienen una lesión estructural subyacente o una enfermedad metabólica. Los gatos afectados son de todos los grupos de edad. Los que tienen epilepsia idiopática tienden a ser más jóvenes (aproximadamente 3.5 años) que los gatos con ataques secundarios a patologías (aproximadamente 8 años).

OBJEETIVOS CLÍNICOS: los ataques refractarios son, a menudo, un reto terapéutico y diagnóstico. El artículo describe un abordaje sistemático del ataque, facilitando el trabajo de diagnosticar la causa de los ataques. Además, se discuten los nuevos antiepilépticos, que pueden ser utilizados como complemento de fármacos en los casos difíciles de gatos con ataques. Ensayos clínicos y estudios recientes enfocados en las nuevas opciones de tratamiento para las convulsiones en gatos, algunos de ellos todavía en ejecución, prueban el uso de levetiracetam, zonisamida y pregabalina como complemento antiepiléptico en casos refractarios al fenobarbital.