Abstracts

Uso de un stent endovascular en tres perros con síndrome de budd-chiari.

Schlicksup, M. D., Weisse, C. W., Berent, A. C., Solomon, J. A.

J. Am. Vet. Med. Assoc. 235, 544-550, 2009.

 

DESCRIPCIÓN DEL CASO: se evaluaron tres perros que padecían síndrome de Budd-Chiari (BCS). Se trata de una obstrucción del flujo venoso localizado entre el hígado ya la unión de la vena cava caudal y la aurícula derecha. Dos de los perros tenían confirmadas obstrucciones neoplásicas y el otro perro se sospechaba de una obstrucción neoplásica de las venas hepáticas y de la cava caudal.

HALLAZGOS CLÍNICOS: todos los perros tenían signos clínicos similares de pérdida de peso, letargia y ascitis que no respondía al tratamiento médico y dos tenían edema con fóvea del tercio posterior. La ecocardiografía mostró una presumible obstrucción venosa que se confirmó mediante tomografía computerizada.

TRATAMIENTO Y SEGUIMIENTO: bajo anestesia, y con guía fluoroscópica, se colocaron stents endovasculares en la vena hepática izquierda y en la vena cava caudal en dos perros y un solo stent en la vena hepática izquierda hacia la vena cava caudal en el tercer perro. Después de la colocación del stent, la presión venosa en la vena hepática izquierda disminuyó. La resolución de los síntomas fue espectacular en los 3 perros (tiempo de supervivencia varió de 7 a 20 meses), con sólo complicaciones leves en 1 perro.

IMPORTANCIA CLÍNICA: Los stents endovasculares pueden ser un tratamiento paliativo adecuado para los perros con signos clínicos atribuibles a un BCS.