Abstracts

Hemilaminectomía y estabilización vertebral para el tratamiento de la protrusión del disco intervertebral toracolumbar en 28 perros

Downes CJ, Gemmill TJ, Gibbons SE, McKee WM.

J Small Anim Pract. 2009 Oct;50(10):525-35.

Introducción: El objetivo de este estudio es evaluar los resultados de la hemilaminectomía y estabilización vertebral ( / - anulectomía) para el tratamiento de la hernia discal toracolumbar. Se revisaron las historias clínicas de los perros con protrusiones de disco a nivel toracolumbar tratados por hemilaminectomía y estabilización vertebral. La función neurológica se evaluó 24 horas después de la cirugía, mientras que la evolución a largo plazo se evaluó por un examen clínico o por teléfono y cuestionario

Resultados: Se detectaron 28 animales que cumplían los criterios. La edad oscilaba entre 4 y 12,5 años (mediana de 8 años, media: 7,7 años), el peso entre 5,1 y 51,5 kg (mediana de 28 kg, media 27,1 kg), y la duración de los signos neurológicos antes de la presentación, de 48 horas a 104 semanas (mediana de 5 semanas, media 9,3 semanas). En el momento de la presentación, 22 perros eran ambulatorios y seis eran no ambulatorios. En la mielografía y/o imágenes de resonancia magnética (IRM), se identificaron 31 protuberancias en zona toracolumbar causando compresión de la médula espinal. En 27 perros se realizó hemilaminectomía unilateral, y en un perro hemilaminectomía bilateral. En 24 de 31 protrusiones se realizó anulectomía parcial. La estabilización se realizó con placas óseas en cuerpo vertebral en 26 perros y tornillos en cuerpo vertebral y cemento óseo en dos perros. En nueve perros se detectó hemorragia del plexo venoso vertebral interno. En dos perros se colocó involuntariamente un tornillo en el disco intervertebral. La exploración neurológica 24 horas después de la operación puso de manifiesto el deterioro de la función motora del miembro pélvico en 17 perros. Un perro fue eutanasiado a petición del propietario 6 días después de la cirugía. En 24 casos se realizó una evaluación a largo plazo que fue desde 3 hasta 52 meses después de la cirugía (mediana de 21 meses, media 23,9 meses). Seis perros habían mejorado su estado respecto al preoperatorio y en uno se había deteriorado.Quince perros habían mejorado desde su estado preoperatorio y dos se mantuvieron sin cambios.

Importancia clínica: La hemilaminectomía y estabilización vertebral son un tratamiento efectivo para la compresión crónica de la médula espinal debido a la protrusión del disco toracolumbar en perros. Después de la cirugía no es extraño que ocurra un deterioro temporal de la función neurológica. Unas posibles complicaciones de este proceso son la hemorragia de plexo vertebral interno y la colocación inapropiada de un tornillo en el cuerpo vertebral.