Abstracts

Evaluación a corto y lago plazo de las complicaciones después de una gastropexia asistida por endoscopia en perros

Dujowich, M., Keller, M. E., Reimer, S. B.

J. Am. Vet. Med. Assoc. 236, 177-182, 2010.

 

OBJETIVOS: Determinar a corto y largo plazo las complicaciones que se pueden presentar en perros clínicamente normales después de un gastropexia asistida por endoscopia.

ANIMALES: 24 perros.

MÉTODO: se realizó la gastropexia asistida por endoscopia a cada perro. Los perros fueron valorados por laparoscopia en los meses 1 y 6 después de la cirugía para valorar la integridad de la gastropexia. El seguimiento a largo plazo fue determinado por conversación telefónica con los propietarios al menos 1 año después de la intervención.

RESULTADO: la media /- SD de la longitud de la gastropexia fues de 4.5 /- 0.9 cm y la medida de la duración de la intervención fue de 22 /- 5 minutos. Un perro tenía el estómago parcialmente girado en el momento de la insuflación, lo que se corrigió por desrotación del estómago con unas pinzas de Babcock. Dos perros presentaron vómitos en las 4 semanas siguientes a la cirugía, pero se resolvieron en ambos casos. Cuatro perros tuvieron diarreas en las cuatro semanas posteriores a la intervención lo que se resolvió sin intervención médica. En todos los perros, el lugar de la gastropexia se adhirió firmemente a la pared abdominal a nivel del antro pilórico. La información a largo plazo se consiguió de 23 de los 24 perros, ninguno de ellos había vuelto a tener un episodio de dilatación-volvulus gástrico en una media de 1.4 años después de la intervención.

CONCLUSIONES Y SIGNIFICADO CLÍNICO: la gastropexia asistida por endoscopia puede ser un método simple, rápido, seguro y fiable para realizar una gastropexia profiláctica en perros. Después de 1 a 6 meses después de la gastropexia, se pudo confirmar la localización y adhesión correctas del lugar de la gastropexia en la pared del cuerpo. Ese procedimiento podría maximizar los beneficios de la cirugía mínimamente invasiva, tales como la disminución de la morbilidad y la tasa de tiempo de anestesia. Esta técnica parece ser adecuada como alternativa a la gastropexia asistida por laparoscópica.