Abstracts

Variación hormonal en perras después de la interrupción del embrazo con aglepristona durante un embarazo temprano o medio

Fieni,F.; Martal,J.; Marnet,P.G.; Siliart,B.; Bernard,F.; Riou,M.; Bruyas,J.F.; Tainturier,D. J.Reprod.Fertil.Suppl vol.57 pp.243-248 2001

Objetivo: El objetivo del estudio es valorar las variaciones hormonales en perras sometidas a un tratamiento abortivo con la aglepristona (alizine).

Animales: Se evalúan a 10 hembras en diferentes fases de gestación y 4 perras control.

Procedimiento: Se forman dos grupos de 7 perras cada uno. El grupo 1 está formado por perras en una fase temprana de gestación (12.8 /- 3.8 días después de la ovulación). El grupo 2 está formado por 7 perras en una fase de gestación media ( 32.0 /- 1.53 días después de la ovulación). En cada grupo, se administra a 5 perras una dosis de 0.1 mg/kg de aglepristona y se repite a las 24 horas. A dos perras control de cada grupo se les administra placebo en iguales condiciones. Se realizan extracciones sanguíneas a intervalos de 6 horas para determinar las concentraciones sanguíneas de progesterona, dihidro-ceto prostagalndina F2 alfa (PGFM), oxitocina, prolactina y cortisol.

Resultados: Las cuatro hembras control parieron, mientras que las 10 perras tratadas con la aglepristona abortaron. En el grupo 1 hubo muerte embrionaria; en el grupo 2 hubo expulsión fetal que ocurrió entre las 60-132 horas de la administración de la aglepristona. Después del aborto el intervalo inter-estros de las perras tratadas con aglepristona fue más corto que antes del tratamiento. Este tratamiento abortivo no modificó las concentraciones de progesterona, prostaglandina, oxitocina y cortisol entre las 24 horas después de su administración, pero sí que se apreció una descarga de prolactina a las 12 horas de su administración en las perras del grupo 2. La aglepristona es un abortivo que actúa en el útero y no tiene propiedades luteolíticas.

Conclusiones y relevancia clínica: La interrupción del embarazo en las perras tratadas con aglepristona se produce con unas concentraciones de progesterona altas. La expulsión fetal se caracteriza por un aumento de PGFM, mientras que la oxitocina y el cortisol permanecen a concentraciones basales.