Abstracts

Significado clínico de la dilatación de la pelvis renal en ecografía en perros y gatos

D'Anjou MA, Bedard A, Dunn ME.

Vet Radiol Ultrasound 2011;52: 88-94.

 

OBJETIVOS: La dilatación de la pelvis renal es reconocida con frecuencia en la ecografía renal en perros y gatos, pero los rangos de medición esperados con las diferentes afectaciones urológicas son desconocidos. El estudio quiere aportar información al respecto y ver cómo se relaciona con una función renal clínicamente normal y con otras patologías.

ANIMALES: 81 perros y 66 gatos con dilatación de la pelvis renal.

METODO: se revisaron las imágenes ecográficas de perros y gatos con dilatación de la pelvis renal y se hicieron 6 grupos basándose en los historiales clínicos: (I) función renal clínicamente normal y (II) función renal clínicamente normal con diuresis; (III) pielonefritis; (IV) insuficiencia renal no-infecciosa; (V) obstrucción del flujo de salida; (IV) miscelánea de anomalías no-obstructivas.

RESULTADOS: La mediana de anchura máxima de la pelvis (rango) para el grupo I fue de 2,0 mm (1,0-3,8) en 11 perros, y de 1,6 mm (0,8-3,2) en 10 gatos. Para el grupo II, de 2,5 mm (1,3-3,6) en 15 perros, y 2,3 mm (1,1-3,4) en 16 gatos, para el grupo III, de 3,6 mm (1,9 a 12,0) en nueve perros, y 4,0 mm (1,7-12,4) en siete gatos; para el grupo IV, 3.1 mm (0.5-10.8) en 33 perros, y 2.8 mm (1.2 a 7.3) en 13 gatos; para el grupo V, 15,1 mm (5,1 a 76,2) en seis perros, y 6.8mm (1.2 a 39.1) en 17 gatos, y en el grupo VI, 3.8mm (1.2-7.6) en siete perros, y 3.0 mm (1,3 a 7,5) en tres gatos. El ancho de la pelvis en el grupo I fue menor que en los grupos III-V (P = 0,0001), pero no difieren significativamente del grupo II. El ancho de la pelvis renal > o = 13 mm siempre indica obstrucción. Mientras que la proporción de la dilatación pélvica bilateral no fue diferente entre los grupos, la diferencia en la anchura pélvica (máxima-mínima) fue mayor en el grupo V vs grupos I, II y IV (P = 0,0009).

CONCLUSIONES Y SIGNIFICADO CLINICO: Estos resultados confirman que la dilatación de la pelvis renal puede ser detectada ecográficamente en perros y gatos con una función renal clínicamente normal, y que aumenta con la insuficiencia renal, la pielonefritis, o las obstrucciones. Sin embargo, la anchura pélvica renal varía considerablemente dentro de los grupos y deben interpretarse con precaución.