Abstracts

Incidencia y factores de riesgo de sufrir convulsiones después de la mielografía con iohexol en perros: 503 casos (2002-2004)

Ronaldo C. da Costa, Joane M. Parent, Howard Dobson,

Jour. Am.Vet. An. Assoc. 15, 2011, Vol. 238, No. 10, 1296-1300

Introducción: El objetivo de de este estudio restrospectivo, es establecer la incidencia y los factores de riesgo de la aparición de convulsiones después de la mielografía con iohexol en perros.Se evaluaron los registros médicos de perros que se sometieron a mielografía entre abril de 2002 y diciembre de 2004 y se seleccionaron 503 perros. Los datos valorados incluyeron el peso corporal, raza, edad, sexo, volumen y dosis de iohexol, lugar de inyección, la localización de la lesión, la duración de la anestesia, intervenciones quirúrgicas inmediatamente después de la mielografía, el uso de acepromacina, y la presencia o ausencia de convulsiones.

Resultados: Quince perros (3%) tuvieron convulsiones postmielografía. Los factores de riesgo significativamente asociados con las convulsiones fueron el tamaño de los perros (los perros grandes tenían 35.35 veces más probabilidades de tener ataques que los perros pequeños), el lugar de la inyección del medio de contraste (los perros en la que el iohexol se inyectó en la cisterna cerebelomedular tenían 7,4 veces más probabilidades de tener convulsiones que los perros en los que el iohexol se inyectó en la zona lumbar), localización de la lesión (perros con lesiones a nivel de la porción cervical de la columna vertebral tenían 4,65 veces más probabilidades de desarrollar ataques que los perros con lesiones en otras regiones) , y el volumen total de iohexol. La Media ± SD del volumen total de iohexol fue 11,73 ± 5,52 ml (mediana, 10,5 mL [rango, 3,0 a 21,0 ml]) para los perros que tuvieron convulsiones y 4,57 ± 4,13 ml (mediana, 3,5 mL [rango, 0,75 a 45,0 ml]) para aquellos que no tuvieron.

Importancia clínica: El estudio conluye que los perros de raza grande, con lesiones cervicales y en los que se inyecta grandes volúmenes de iohexol en la cisterna cerebelomedular tenían un mayor riesgo de convulsiones. Se debería evitar el uso de volúmenes > 8 ml de medio de contraste en perros grandes, y dar preferencia a usar la zona lumbar.