Abstracts

Enfermedad cerebrovascular felina: Hallazgos clínicos e histopatológicos en 16 gatos.

Altay UM, Skerritt GC, Hilbe M, Ehrensperger F, Steffen F.
J Am Anim Hosp Assoc 2011; 47(2):89-97.

Introducción: Este estudio describe dieciséis gatos con enfermedad cerebrovascular de origen traumático y no neoplásica, confirmada a través de la histología. Se sugiere que el diseño arterial único del gato podría influir en la incidencia de los accidentes cerebrovasculares en esta especie.
Resultados: De los 16 gatos examinados, siete gatos tuvieron infartos isquémicos, cinco infartos hemorrágicos, y cuatro fueron diagnosticados con hemorragia intracraneal. La edad media fue de 8 años y 9,5 años en los gatos con infartos y hemorragias intracraneales, respectivamente. Los signos clínicos fueron graves, agudos, de acuerdo con la localización de la lesión cerebral, y la influencia de la patología subyacente. Cuatro gatos con infarto mostraron signos neurológicos de lateralización. Cuatro gatos con infartos fueron diagnosticados de  enfermedad pulmonar antes de la muerte y había tres gatos con hipertiroidismo. Los infartos no fueron claramente visibles en el análisis del líquido cefalorraquídeo y tomografías computarizadas disponibles de dos gatos. Todos los gatos con infartos hemorrágicos tenían  graves patologías hepáticas y en cuatro gatos se identificó una nefritis. La hipoxia fue  una característica en cuatro gatos y un gato sufrió un fallo cardíaco.
Importancia clínica: El estudio concluye que, el cuadro clínico de estos trastornos está influenciada por el tipo de enfermedad cerebrovascular, la localización de las lesiones intracraneales, y cualquier otra patología subyacente existente