Se encuentra usted aquí

Abstracts

Alteraciones de las concentraciones de hormonas sexuales en gatos infectados por el virus de la leucemia felina (FeLV) o el virus de la inmunodeficiencia felina (FIV).

Tejerizo G, Domenech A, Illera JC, Silvan G, Gomez-Lucia E.
Domest Anim Endocrinol 2012; 42(2):113-120.

Introducción: La diferencia de género puede influir en el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) de los seres humanos y puede estar relacionada con las fluctuaciones en la concentración de las hormonas sexuales. El diferente porcentaje de gatos machos y hembras observado en la infección por los virus de la leucemia felina (FeLV) o el virus de la inmunodeficiencia felina (FIV) ha sido tradicionalmente explicada por que existen diferentes mecanismos de transmisión de ambos virus. Sin embargo, las hormonas sexuales también pueden desempeñar un papel en esta diferencia en la distribución. Para estudiar esta posibilidad, sa analizaron las concentraciones de diferentes hormonas (17 beta-estradiol, progesterona, testosterona y dehidroepiandrosterona (DHEA)) de 258 gatos naturalmente infectados por el FIV (FIV (+)), FeLV (FeLV (+)) o FeLV y FIV (F (-) F (+)) y un grupo de animales control.
Resultados: Los resultados indicaron que las concentraciones de 17 beta-estradiol y testosterona eran significativamente mayores en los animales infectados con FIV o FeLV (P <0,05) que en los gatos negativos. Las concentraciones plasmáticas de la DHEA en gatos infectados por cualquiera de los dos retrovirus eran más bajas que en los animales negativos (P <0,05), y en los gatos F (-) F (+) estas concentraciones eran menores que en los gatos monoinfectados (P <0,05). No se detectaron diferencias significativas en la concentración plasmática de progesterona entre los cuatro grupos. No se detectaron diferencias relevantes en las concentraciones hormonales entre los sexos de los animales, excepto en los gatos FIV (+), donde las hembras tenían mayores concentraciones de DHEA que los machos (P <0,05). Además, no se observaron diferencias en las concentraciones hormonales entre animales infectados y no infectados por retrovirus con y sin signos clínicos.
Importancia clínica: Estos resultados sugieren que las infecciones por FIV y FeLV están asociadas a una importante desregulación de los esteroides, posiblemente desde el inicio del el proceso de la infección, lo que podría tener consecuencias decisivas para la progresión de la enfermedad