Abstracts

Síndrome pulmonar dígital felino: un patrón metastásico inusual de tumores pulmonares primarios en gatos.<br />

N. Goldfinch and D. J. Argyle.
J.Feline.Med.Surg. 14 (3):202-208, 2012.

En este artículo se revisa la literatura anterior y algunos informes de casos de síndrome pulmonar dígital felino y de neoplasia pulmonar primaria en felinos en general. El síndrome pulmonar dígital felino describe un patrón inusual de metástasis que se ve con distintos tipos de tumores primarios de pulmón, como el adenocarcinoma bronquial y sobre todo bronquioalveolar. En este síndrome, se encuentran metástasis tumorales en localizaciones atípicas, en particular las falanges distales de las extremidades; los dedos que cargan peso son los más frecuentemente afectados, y es común la afectación de múltiples dedos y extremidades. A menudo, los tumores primarios de pulmón en los gatos no son detectados por presentar signos clínicos atribuibles al tumor primario, sino que muchos casos se presentan con signos atribuibles a la metástasis a distancia. Otros sitios de metástasis de tumores primarios de pulmón felinos incluyen la piel, ojos, músculo esquelético y huesos, así como múltiples órganos torácicos y abdominales. Estas lesiones se cree que se deben a la embolización arterial directa del tumor. Los tumores primarios del pulmón son poco frecuentes en el gato. Los animales más viejos son los más afectados (media de edad de presentación 12 años, rango 2-20 años). No hay predilección aparente en cuanto a sexo o raza. El síndrome pulmonar dígital felino presenta un reto diagnóstico. Normalmente hay hinchazón y enrojecimiento de los dedos, descarga purulenta de la base de las uñas y displasia o desmembranación de la uña asociada Si bien estos síntomas pueden ser indicativos de una infección, también podrían ser secundarios a una lesión metastásica digital, en particular en un gato de mediana edad o anciano. La detección radiográfica de una lisis ósea extensa de la falange distal, que puede ser trans-articular a la segunda falange, eleva el índice de sospecha clínica para una metástasis de un tumor pulmonar primario. La radiografía de tórax está justificada antes de cualquier intervención quirúrgica o de la amputación del dedo, ya que para los gatos con este síndrome el pronóstico en general es grave, con un tiempo de supervivencia medio de sólo 58 días después de la presentación clínica.