Abstracts

Factores de pronóstico en el osteosarcoma apendicular canino, un meta-análisis.

Boerman, G. T. Selvarajah, M. Nielen, and J. Kirpensteijn
BMC.Vet.Res. 8 (1):56, 2012

Introducción: El osteosarcoma apendicular es el más común de los tumores malignos primarios de hueso en perros. Cuando el tratamiento consiste en una amputación o extirpación del tumor solamente, la mediana de supervivencia (MST) no excede de los 5 meses, con la mayoría de los perros sufriendo metástasis. Este período se puede ampliar con una intervención local adecuada y quimioterapia adyuvante, lo que se ha convertido ya en una práctica común. Son varios los factores pronósticos han sido reportados en diferentes estudios, por ejemplo, edad, raza, peso, sexo, castrados o no, la ubicación del tumor, la fosfatasa alcalina sérica (SALP), fosfatasa alcalina ósea, existencia de infección, el porcentaje de la longitud del hueso afectado, el subtipo histológico o el grado histológico del tumor. La mayoría de estos factores, sin embargo, son sólo factores de confusión cuando los estudios son muy amplios. El propósito de este estudio fue revisar de forma sistemática los factores pronósticos descritos para el osteosarcoma apendicular canino y validar su importancia científica. Se realizó una revisión de la bibliografía al respecto y un meta-análisis para dos de los tres factores pronósticos previamente seleccionados (SALP y ubicación), mirando el tiempo de supervivencia (ST) y el intervalo libre de enfermedad (DFI). El tercer factor (edad) se estudió de forma cualitativa.
Resultados: Tanto el nivel de elevación de la SALP y la localización del tumor primario en el húmero proximal son importantes factores de pronóstico negativo tanto para el ST y DFI en los perros con osteosarcoma apendicular. El aumento de la edad se asoció con un menor ST y DFI, sin embargo, no fue estadísticamente significativo porque la información de este factor sólo estaba disponible en un número limitado de trabajos.
Importancia clínica: El estudio demuestra que una  SALP elevada y la ubicación del tumor en el húmero proximal son importantes pronosticadores negativos para el osteosarcoma canino