Se encuentra usted aquí

Abstracts

Una única administración del anatganista de GnRH acilina inhibe las concentraciones de testosterona, basal y la estimulada por GnRH, en perros machos.

Garcia RG, Mattioli G, Rosa D, et al
Reprod Domest Anim 2012;47: e32-e35

Introducción: El objetivo de este estudio fue describir la respuesta de la testosterona (T) a la administración de GnRH en perros tratados con antagonistas de la GnRH durante un período de 30 días. Se asignaron ocho perros al azar a dos grupos, a uno se le administró el antagonista_ GnRH Acilina 330 mug / kg sc (ACY, n = 4) y al otro grupo placebo (PLA, n = 4). Los perros fueron tratados con el agonista de GnRH, buserelina 0,2 mug / kg sc en los días -1, 1, 3, 7, 10, 14, 21 y 30. En estos días, se recogieron muestras de sangre para determinaciones de T antes (-30 min) y 60, 120 y 180 min después de la inyección del agonista
Resultados: Antes de los tratamientos (día -1), no hubo diferencias en las concentraciones basales de T entre los grupos (p> 0,1). Después de los tratamientos, la T basal mostró una interacción significativa entre el tratamiento y día de tratamiento (p <0,05). Además, cuando ambos grupos se analizaron independientemente, las T basales variaron en el grupo ACY (p <0,01) pero no en el grupo PLA (p> 0,1). En el día -1, antes de los tratamientos, las pruebas de estimulación tenía sólo un efecto de tiempo (p = 0,05), aunque en los días 1 (p <0,01), 3 (p <0,01), 7 (p <0,01), 10 (p <0,01 ) y 14 (p <0,05), la respuesta al agonista fue diferente entre los grupos, siendo similar en el día 21 (p> 0,05) y 30 (p> 0,05).
Importancia clínica: El estudio concluye que, en perros, una única administración del antagonista de GnRH impide que el eje gonadal canino responda fisiológicamente a una administración de un agonista durante 14 días