Se encuentra usted aquí

Abstracts

Evaluación de una solución de electrolitos de administración oral para el tratamiento de una deshidratación leve a moderada en perros con diarrea hemorrágica.

Reineke EL, Walton K, Otto CM J Am Vet Med Assoc 2013;243: 851-857 Introducción: El objetivo de este estudio era determinar la seguridad y eficacia de una solución de electrolitos de administración oral (OES) para la corrección de una deshidratación leve a moderada asociada con diarrea hemorrágica en perros. Se seleccionaron 20 perros con diarrea hemorrágica y con menos de 3 episodios de vómitos. A todos se les realizaron a pruebas para la infección por parvovirus, recibieron citrato de maropitant para controlar la emesis, y se les ofreció una OES. Se administró fluidos cristaloides intravenosos a los perros que, se negaron a tomar la OES o tenían vómitos, tenían un aumento del 5% del hematocrito, una disminución del 5% en el peso corporal, la creatinina sérica o la concentración de urea superior al momento del ingreso o alteraciones clínicamente importantes en los valores de electrolitos o de la concentración de glucosa en sangre. Resultados: Trece perros (65%) consumieron voluntariamente las OES, 7 perros (35%) se negaron a tomar la OES y recibieron, en su lugar, una solución electrolítica equilibrada IV. Los 13 perros del grupo OES consumieron la solución dentro de las primeras 5 horas después de su ingreso. Entre las 8 y 16 horas después de la admisión, los perros del grupo con OES tenían el hematocrito, las proteínas totales en suero y la concentración de urea fueron significativamente menores que en el momento del ingreso, mientras que no se observaron cambios significativos el pH de la sanguíneo, el exceso de base, concentraciones de sodio, potasio, cloro, calcio y magnesio iónicos, y lactato. El costo del tratamiento fue significativamente menor para el grupo de OES que para el grupo tratado con fluidos IV. Importancia clínica; La terapia de rehidratación con una OES fue eficaz y segura en perros con deshidratación leve y moderada asociada con diarrea hemorrágica. Los beneficios potenciales de este enfoque de tratamiento para la gastroenteritis en perros, en comparación con la administración tradicional IV fluidos, incluyen menor el tiempo del personal clínico asociado con el tratamiento y menores costos veterinarios para los propietarios