Se encuentra usted aquí

Abstracts

Concentraciones plasmáticas de un inhibidor de la enzima angiotensin-convertasa, el benaceprilo, y su metabolito activo, el benaceprilato, después de repetidas administraciones de benaceprilo en perros con alteraciones renales experimentales

Kitagawa H, Eguchi T, Kitoh K, Ohba Y, Kondo M, Nakano M, Sasaki Y Division of Veterinary Medicine, Faculty of Agriculture, Gifu University, Japan

Objetivo: Evaluar la seguridad de un iECA (el benaceprilo) en perros con una excreción renal alterada.

Animales: 15 perros (6 de ellos de control).

Procedimiento: Se tomaron tres grupos de perros: a 5 se les administraba una dosis de 0.5 mg/kg/24h de benaceprilo PO, a 4 perros se les administraba 10 mg/kg/24h y los 6 restantes no tomaban medicación. A los 15 días de iniciada la prueba, se sometió a todos los perros a una cirugía destinada a provocar una reducción de la masa renal (1/4 del riñón) mediante una nefrectomía del lado derecho y ligadura de las ramas de las arterias renales izquierda. Durante 15 días más, siguieron tomando la misma dosis establecida para cada grupo antes de la resección. Con esta cirugía se provocaba una alteración experimental de la función renal, comprobada con el hecho de que la urea aumentaba en 30 mg/dl aproximadamente y la creatinina en 2.0 mg/dl. También el ratio de filtración glomerular disminuía en un 30%, mientras que el flujo plasmático renal lo hacía en un 37% aproximadamente respecto al periodo en el cual los perros estaban intactos (estos parámetros no diferían, substancialmente, una vez creada la situación de alteración renal, en los pacientes del grupo de 0.5 mg/kg y el de 10 mg/kg). A estos perros se les determinaba la concentración plasmática de benaceprilato, el metabolito activo del benaceprilo.

Resultados: La concentración plasmática de benaceprilato en el grupo de 0,5 mg/kg se incrementaba aproximadamente de 20 ngr/ml a 340 ngr/ml en 2h en cada administración y no existían diferencias significativas entre la concentración plasmática de benaceprilato durante el tiempo en el que los pacientes estaban intactos y el periodo en el que existía alteración renal experimental. En el grupo de 10 mg/kg de dosis, la concentración plasmática de benaceprilato variaba según el individuo, pero no se incrementaba con los días de administración. No existió una diferencia significativa en cada día de administración, entre el tiempo en el que los pacientes estaban intactos y el periodo en el que existía alteración renal experimental en ninguno de los grupos de dosis. La AUCs (0-24) de concentración plasmática de benaceprilato determinado en el día 15 de administración no fue diferente entre el período en el que los pacientes estaban intactos y el periodo en el que existía alteración renal experimental en ninguno de los grupos de dosis. La actividad plasmática de la ACE disminuía después de la administración del fármaco en los perros de ambos grupos.

Conclusiones y relevancia clínica: El benaceprilo pareció tener una alta seguridad, y no parece ser necesario ajustar la dosis en los perros con una alteración de suave a moderada de la función renal porque el fármaco fue excretado tanto por el riñón como por el hígado.