Abstracts

Efectos agudos cardiovasculares y farmacocinéticos del carvedilol en pacientes sanos

Am J Vet Res 2000 Jan;61(1):57-60;

Sawangkoon S, Miyamoto M, Nakayama T, Hamlin RL Department of Veterinary Biosciences, College of Veterinary Medicine, The Ohio State University, Columbus 43210, USA.

 

Objetivo: Determinar los efectos agudos cardiovasculares y farmacocinéticos del carvedilol en pacientes sanos.

 

Animales: 14 Beagles sanos y maduros.

 

Procedimiento: Se anestesiaron 12 perros con morfina y alfa-cloralosa. Se colocaron catéteres en la arteria aorta, el ventrículo izquierdo y la aurícula derecha para recoger las presiones sistémica y pulmonar y determinar la resistencia vascular y el gasto cardíaco. Se registraron electrocardiogramas en las derivaciones I, aVF y V3 para valorar cambios electrocardiográficos. Las variables se midieron antes y después de la inyección IV de diversas dosis de carvedilol que se iban incrementando (dosis cumulativa, 10, 30, 70, 150, 310 y 630 mcg/kg de peso corporal; n=6) o de un vehículo sólo (6). El análisis farmacocinético fue realizado, usando 2 perros conscientes, administrándoles 160 mcg/kg de Carvedilol una dosis única inyectada vía IV

 

Resultados: La frecuencia cardíaca y la velocidad de acortamiento de las fibras a una carga cero (Vmax) se incrementaron un poco, pero significativamente sobre los valores basales a las dosis mayores o iguales de 310 mcg/kg y 10 mcg/kg, respectivamente. El Carvedilol no afectaba a las presiones pulmonar y sistémica o la resistencia vascular. La administración intravenosa de aproximadamente 150 mcg/kg de Carvedilol, provocaba una concentración plasmática de éste fármaco de aproximadamente 100 ng/ml. La media de vida-media de eliminación fue de 54 min., la vida-media de distribución fue de 3,5 minutos y el volumen de distribución fue de 2,038 ml/kg.

 

Conclusiones y relevancia clínica: La concentración plasmática terapéutica del Carvedilol en humanos es de 100 ng/ml. A esta concentración plasmática en perros, la reducción de la postcarga y el efecto inotrópico positivo que hemos observado debería ser beneficioso para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca y haría mínimos los efectos tóxicos de la doxorrobucina.