Abstracts

Laringoscopia vs ecografía en el diagnóstico de la parálisis Laríngea en perros

Brömel C. Norris CR, Samii VF

ESVIM 2000

 

Objetivo: El propósito de este estudio es comparar el examen ecográfico y el laringoscópico para el diagnóstico de la parálisis laríngea (PL) en perros.

 

Animales: Se evaluaron 14 perros de raza grande con signos clínicos consistentes con PL ( intolerancia al ejercicio, estridor inspiratorio, cambio de voz).

 

Procedimientos: Se obtuvieron radiografías cervicales y torácicas, ecografías de la laringe y un examen con laringospcopio. Se usaron 13 animales también de raza grande como controles para las ecografías. La ecografia de la laringe se realizó con el animal en recumbencia dorsal sin sedación, y con un transductor lineal multifrecuencia (5-10 MHz). Para ambos procedimientos se tuvieron en cuenta los siguiente criterios, ritmo y carácter de la respiración, anchura máxima (a nivel del proceso cuneiforme) y la altura del borde de la glótis en mm y abducción del cartílago aretinoideo, y cuerdas vocales (simetría y grado).

 

Resultados: La visualización ecográfica de los cartílagos aretinoides se consiguió en 6/13 perros sanos; en los otros 7 perros el aire oscureció las estructuras laríngeas. Las abducciones del aretinoides fueron completas y simétricas. La anchura máxima del borde de la glotis fue de 5.6-9 mm, la altura fue de 15.2-21.7 mm. Los ritmos respiratorios durante la ecografía oscilaron entre 7-68 min. La visualización ecográfica de los cartílagos aretinoides se consiguió en todos los 14 perros afectados clínicamente. En la ecografía la PL se vió que era bilateral o simétrica en 9 perros y unilateral o asimétrica en 3 perros. Dos de los perros mostraron abducciones del aretinoides normales. El diagnóstico de PL se obtuvo por laringoscopia en 13/14 perros. Cuando se comparó la ecografía con la laringoscopia se observó un coincidencia completa en 11/14 perros, y se observaron hallazgos discordantes en 3 perros. La anchura máxima del borde de la glotis era de 3.8-8 mm y la altura de 8.1-18 mm. Los ritmos respiratorios oscilaron entre 8-40 durante la laringoscopia y entre 28-108 durante la ecografía.

 

Conclusiones y relevancia clínica: La ecografía parece ser útil en el diagnóstico de la PL canina. No requiere anestesia, la cual puede perjudicar la función laríngea y así dificultar la estandarización. Las limitaciones de la ecografía incluyen la mala visualización a veces del cartílago aretinoides y de las cuerdas vocales por aire itraluminal, la disposición variable del paciente y la dependencia del operador y del equipo.