Se encuentra usted aquí

Abstracts

Características de la respuesta cronotrópica parasimpaticolítica después de la administración intravenosa de atropina en perros clínicamente sanos

Rishniw M, Kittleson MD, Jaffe RS, Kass PH

Am J Vet Res 1999;60:1000-1003.

Objetivo: determinar la frecuencia cardiaca y la variabilidad de la frecuencia cardiaca después de la administración IV de 3 dosis de atropina en perros adultos de grandes razas clínicamente normales.

Animales: 6 perros mestizos que pesaban entre 23 y 50 Kg.

Procedimiento: Se realizó un ECG continuo antes y después de la administración intravenosa de una solución salina (0.9% NaCl) y 0.02, 0.04 y 0.06 mg de atropina por kilo de peso. La frecuencia cardiaca y su variabilidad se evaluó en el dominio simpático y parasimpático, usando un software adaptado, y se comparó la respuesta a los tratamientos. Cada perro recibió todos los tratamientos en intervalos de dos o más días.

Resultados: La frecuencia cardiaca y su variabilidad en el dominio parasimpático disminuyó después de todos los tratamientos de atropina comparadas con los valores antes de la administración de atropina. La frecuencia cardiaca era significativamente más alta después de la administración de 0.06 mg/kg de atropina / Kg. que la de 0.02 mg/kg, pero no se distinguía de los valores después de administrar 0.04 mg/kg. Cinco de los 6 perros a los que se les dio 0.04 o 0.06 mg/kg tenían una frecuencia cardiaca superior a 135 lpm, pero solo 1 de los 6 perros a lo que se le administró 0.02 mg/kg presentaba esta frecuencia. La variabilidad de la frecuencia cardiaca en el dominio parasimpático descendió significativamente desde los valores pre-tratamiento hasta la posterior administración de todos los tratamientos de atropina. Las dosis de atropina de 0.04 y 0.06 mg/kg inducía una menor variabilidad de la frecuencia cardiaca que la observada con una dosis de 0.02 mg/kg, pero la variabilidad después de elevadas dosis no eran diferente para cada una de ellas. La variabilidad de la frecuencia cardiaca en el dominio simpático después de la administración de cualquier tratamiento no cambió de los valores anteriores a la inyección.

Conclusiones y relevancia clínica: La administración IV de 0.04 o 0.06 mg de atropina por Kg de peso incrementa la frecuencia cardiaca e induce a un bloqueo parasimpático completo en perros clínicamente normales adultos de grandes razas