Abstracts

Hallazgos radiográficos de la mineralización de bulbo/valvas aórticos en 24 perros.

Douglass,J.P.; Berry,C.R.; Thrall,D.E.; Malarkey,D.E.; Spaulding,K.A.

Vet.Radiol.Ultrasound vol.44 nº1 p.20-27 (2003)

 

Texto: Objetivo: Describir los hallazgos radiográficos de la mineralización del bulbo/valvas aórticos.Animales: 20 perros.Procedimiento: Se recogieron la extensión, la forma, el número y la localización de la mineralización en las radiografías de cada perro. Algunos de ellos tenían además otras pruebas de imagen como una ecocardiografía, una escintigrafía ósea y tomografía computerizada torácica. Se realizó la necropsia de un perro y el área de mineralización fue evaluada mediante histología rutinaria. Resultados: La edad media de edad fue de 10 (9,7; SD /- 2.7) años. Había cinco machos, siete machos castrados, una hembra y siete hembras castradas. Las razas eran: Irish setter (6); Rottweiler (7); chow-chow (1); dachshund miniatura (1); borzoi (1); English setter (1); English Springer spaniel (1); gran danés (1); y galgo (1). Los perros con radiografías laterales izquierda y derecha (n = 17) tenían mineralización visible en ambas proyecciones, más llamativa en la radiografía lateral derecha (n = 12). La mineralización del bulbo aórtico fue identificado en la radiografía ventrodorsal de un solo perro. En las radiografías laterales, la mineralización del bulbo aórtico estaba localizada en el 4º espacio intercostal y en el cuadrante craneodorsal de la silueta cardiaca. En nueve de los perros, había mineralizaciones múltiples o complejos, y en 11 perros se apreciaba solamente una opacidad mineral única de forma curvilínea orientada en dirección caudoventral hacia craneodorsal. En todas las radiografías, la mineralización se situaba en la localización esperada del bulbo aórtico y la ecocardiografía (n = 4), la tomografía computerizada (n = 2), y la necropsia (n = 1) confirmaron que la mineralización estaba en el bulbo aórtico. Conclusiones: Los datos de la patología clínica de los perros no sugerían una mineralización metastásica. La etiopatogénesis exacta de la lesión no fue determinada en este estudio. Basándose en el estudio histopatológico efectuado en uno de los perros, la mineralización observada en la raíz de la aorta es similar a la forma de mineralización distrófica denominada en medicina humana como arteriosclerosis calcificante de Monckeberg. No se observaron signos clínicos atribuibles a la mineralización.