Abstracts

Diagnóstico, etiología y evolución en la peritonitis séptica felina: 51 casos (1990-2001)

Costello MF, Drobatz K.J.; Brady C.A.; Aronson L.K; King L.G.

Procc. 8th IVECCS 2002

 

Introducción: El objetivo del estudio es evaluar el diagnóstico, la etiología y la evolución en 51 gatos con peritonitis séptica. Se evalúan las historias médicas de 51 gatos en cuanto a su historia clínica, los hallazgos laboratoriales, microbiológicos, radiográficos, el método de diagnóstico, el tratamiento y la evolución. La peritonitis séptica se confirmó por citología, cultivo o necropsia.

Resultados: la edad media de los gatos era de 5 años( rango: 7 días - 19 años). La media del ritmo cardíaco era de 192 bpm (rango: 100-256 bpm); la media de la temperatura fue de 38º (rango: 32º-42º); la frecuencia respiratoria media fue de 40 (rango: 18-120). La media del número de leucocitos era de 14.600 /ml ( rango: 1500-64.000/ml). Las radiografías abdominales realizadas en 27 casos mostraron efusión (n=19), pneumoperitoneo (n=10), efecto masa (n=6), patrón de obstrucción gastrointestinal (n=4). La citología realizada en 31 casos mostró bacterias intracelulares (n=28), o extracelulares (n=19), y inflamación supurativa sin bacterias (n=3). La peritonitis séptica se confirmo por citología (n=29), en necropsia (n=11) por cirugía (n=8), o por radiografías que revelaron pneumoperitoeno (n=3). EL cultivo de la efusión abdominal en 31 gatos reveló E.coli (n=17), Enterococos (n=14), Clostridium (n=9) Pseudomonas (n=2), Acinetobacter (n=2). El origen de la peritonitis incluía a el tracto gastrointestinal ( n=24), trauma (n=8), aparato reproductor (n=3), páncreas (n=3), tracto urinario (n=3), hepático (n=1) y enfermedad piogranulomatosa (n=1). No se llegó al diagnóstico definitivo de la causa de la peritonitis en 8 casos. Un total de 28 casos no se trataron y se eutanasiaron en el momento del diagnóstico(n=11), en la cirugía (n=8)) o antes del diagnóstico (n=8), o murieron antes del diagnóstico (n=1). En 23 gatos se realizó un tratamiento quirúrgico que consistió en cierre del abdomen sin drenaje (n=17) o bien colocación de un drenaje peritoneal (n=6). Sobrevivieron 13/17 (76%) gatos tratados con el abdomen cerrado y 3/6 (50%) de gatos tratados con drenaje peritoneal abierto. En conjunto sobrevivieron un 70% de los gatos tratados (16/23), y entre los tratados y supervivientes o no, no se encontraron diferencias significativas en cuanto a la edad, temperatura, ritmo cardíaco, número de leucocitos, hematocrito, glucosa o albúmina.

Importancia clínica: El estudio documenta una supervivencia del 70% en los gatos con peritonitis séptica, que son valores comparables a los existentes en perros