Abstracts

Terapia conservadora de constricciones esofágicas usando dilatación por catéter de balón

Melendez LD, Twedt DC, Weyrauch EA, Willard MD

16th ACVIM Forum 1998

 

Introducción: EL propósito del estudio es evaluar de forma retrospectiva los historiales médicos de pacientes con constricciones esofágicas inflamatorias e intramurales tratadas de forma conservadora mediante dilatación con catéter de balón. Se intenta determinar la etiología, la localización y número de constricciones, el grado de esofagitis presente, el número de procedimientos de dilatación efectuados, las complicaciones, y la evolución. Se reúnen un total de 23 casos (18 perros y 5 gatos) que cumplen los criterios de inclusión de diagnóstico de la afectación por endoscopia, dilatación por catéter de balón y un seguimiento posterior de 1 mes como mínimo

Resultados: La principal causa fue el reflujo gástrico asociado a la anestesia (15/23), en 3/23 la causa fue secundaria a la ingestión de un cuerpo extraño, en 1/23 fue por retención de medicamento en esófago, en 1/23 apareció después de ser golpeado por un coche, en 1/23 se desarrolló en el lugar de un tubo de esofagostomía, y en 2/23 eran de etiología desconocida. El 65% de los casos presentaban una esofagitis de moderada a grave. El 87% de los casos tenían una sola constricción, el 9% presentaban dos, y el 4% tenían 3 constricciones. El 76% de las constricciones estaban localizadas a unos 4 cm del esfínter esofágico distal (EED). EL número de dilataciones requeridas oscilaron entre 1-9 (media: 3). Los casos con esofagitis requirieron una media de 3.77 procedimientos, mientras que los que no tenían esofagitis requirieron una media de 2.5 procedimientos. Las complicaciones asociadas al procedimiento fueron formación de desprendimientos de la mucosa esofágica (7/23), formación de divertículos (2/23), y perforación esofágica (2/23). Aproximadamente el 11% de los casos tuvieron una evolución poco favorable. Dos perros murieron por neumonía de aspiración, y uno murió por peritonitis séptica secundaria al fallo de un tubo de gastrotomía. Uno de los perros requirió un tubo de gastrotomía permanente. De los 19 perros que sobrevivieron después del mes de seguimiento, el 15.8% requirieron una dieta especial y el 73.6% eran capaces de tolerar comida seca o húmeda sin sufrir regurgitaciones. Se usaron varios protocolos farmacológicos pero no aportaron datos significativos en la evolución

Importancia clínica: La dilatación con catéter de balón es un método efectivo y seguro para el tratamiento de constricciones esofágicas. La mayoría de constricciones están relacionadas con la anestesia y están localizadas cerca del EED. La presencia de esofagitis tiende a prolongar el tiempo de tratamiento.