Se encuentra usted aquí

Abstracts

Comparación de ph, bicarbonato, glucosa y lactato del fluido peritoneal y de sangre periférica como herramienta diagnóstica para la peritonitis séptica en perros y gatos

Bonczynski JJ, Ludwig LL, Barton LJ

Vet Surg vol.32 pp.161-166 2003

Introducción: La peritonitis séptica es una infección grave con una tasa de mortalidad que puede llegar a más del 60%. Para disminuir esta tasa de mortalidad es imprescindible un diagnóstico y una actuación rápida. Desgraciadamente la historia, los signos clínicos el examen físico y los procedimientos de imagen como radiografías y ecografías no son muy específicas. Normalmente la peritonitis séptica se diagnostica realizando una citología del fluido abdominal, donde se suelen observar neutrófilos tóxicos con bacterias en su interior, aunque no siempre se observen bacterias. El cultivo y antibiograma de este líquido son fundamentales en la evolución del proceso. El objetivo del estudio es establecer un panel diagnóstico para peritonitis séptica utilizando unos parámetros laboratoriales como ph, bicarbonato, lactato y glucosa en fluido peritoneal y sangre periférica de 30 animales (18 perros y 12 gatos) con efusión peritoneal.

Resultados: En perros con peritonitis séptica la concentración de glucosa del fluido abdominal era menor que la de sangre periférica. Una diferencia en la concentración de glucosa sangre-fluido mayor de 20 mg/dl se halló 100% sensible y 100% específica para el diagnóstico de peritonitis séptica. Esta misma diferencia se halló 86% sensible y 100% específica en gatos. Se advirtió que esta diferencia de glucosa entre sangre-fluido era más fiable para el diagnóstico que la determinación de la concentración de glucosa en fluido únicamente. En 7 perros también se determinó la diferencia sangre-fluido de lactato, una diferencia menor de 2mmol/L también tenía una sensibilidad y especificidad del 100% para el diagnóstico de peritonitis séptica.

Importancia clínica: Una diferencia en la concentración de glucosa de más de 20 mg/dl entre la sangre y el fluido abdominal es una herramienta rápida y fiable para diferenciar entre una peritonitis séptica y no séptica. Este dato no elimina la necesidad de otros análisis del líquido abdominal.