ABSTRACTS

Adenocarcinoma de la glándula apocrina del saco anal en gatos: 30 casos ( 1994-2015)

Amsellem PM, Cavanaugh RP, Chou PY, Bacon NJ, Schallberger SP, Farese JP, Kuntz CA, Liptak JM, Culp WTN, Robat CS, Powers BE
J Am Vet Med Assoc. 2019 Mar 15;254(6):716-722

  • El objetivo de este este estudio era describir la reseña, los signos clínicos, el comportamiento biológico y el resultado final en gatos con adenocarcinoma de la glándula apocrina del saco anal (AGASACA) que se sometieron a extirpación quirúrgica.
  • Se diseñó un estudio retrospectivo que incluyó 30 gatos de propietarios particulares. Se evaluaron las bases de datos de 13 Sociedades Veterinarias de Oncología Quirúrgica en busca de registros de gatos con diagnóstico histológico de AGASACA a los que se les practicó la extirpación del tumor. Para cada gato, se registró información sobre la reseña del animal, signos clínicos, resultados de pruebas de diagnóstico, tratamiento y resultado final. Se determinaron la mediana del tiempo hasta la recidiva local (TLR), el intervalo libre de enfermedad (DFI) y el tiempo de supervivencia y se evaluaron los factores asociados con TLR, DFI y el tiempo de supervivencia.
  • El signo clínico más frecuente en los gatos afectados fue la ulceración o secreción perineal. Once gatos desarrollaron recidiva local a una mediana de 96 días después de la extirpación del AGASACA. Los márgenes tumorales incompletos y una puntuación pleomórfica nuclear alta fueron factores de riesgo para la recidiva local. La puntuación pleomórfica nuclear se asoció negativamente con la DFI. La recurrencia local y una alta puntuación pleomórfica nuclear fueron factores de riesgo de muerte. La DFI mediana y el tiempo de supervivencia fueron de 234 y 260 días, respectivamente.
  • En base a estos resultados, se propone que, en gatos, la ulceración o secreción perineal debe generar sospecha de AGASACA y se debería proceder a realizar exámenes precoces del saco anal y del recto. La recurrencia local fue el efecto limitante de la vida más común en gatos que se sometieron a cirugía para el tratamiento de AGASACA, lo que sugiere que se deben extirpar amplios márgenes siempre que sea posible durante la cirugía de AGASACA. La eficacia de la quimioterapia y la radioterapia para el tratamiento de gatos con AGASACA requiere todavía de más investigación adicional