Abstracts

Anormalidades leucocitarias cualitativas y cuantitativas en perros con Ehrlichiosis monocítica canina aguda, experimental y de origen natural

Gianopoulos A, Mylonakis ME, Theodorou K, Christopher MM.
Vet Clin Pathol. 2016 May
  • La Ehrlichiosis monocítica canina (CME) es una de las enfermedades transmitidas por garrapatas más importantes en todo el mundo en la que se han observado citopenias, tanto en su presentación aguda (no-mielosupresora) como crónica (mielosupresora). Sin embargo, las anomalías observadas en leucocitos y algunos de sus índices se han descrito de forma incompleta en los perros con CME aguda. Los objetivos de este estudio fueron analizar los cambios temporales en el número y los recuentos diferenciales de leucocitos, morfología, el índice de mieloperoxidasa (MPXI), y el índice lobularidad (LI) en perros con CME aguda, experimental y de origen natural. Se evaluaron semanalmente, y durante 42 días después de la infección (DPI), los recuentos diferenciales de leucocitos y la morfología en frotis de sangre archivados de 13 perros Beagle infectados experimentalmente con Ehrlichia canis. También se evaluaron 20 perros con infección por CME de origen natural.
  • En los perros con infección experimental, se observaron disminuciones significativas en el número de neutrófilos, monocitos, linfocitos y eosinófilos, y una ligera desviación izquierda dentro del 14 DPI. El MPXI disminuyó significativamente entre el 14 y 21 DPI y se mantuvo baja, mientras que el LI se incrementó desde el día 14 al día 35 DPI. Los recuentos de linfocitos se recuperaron al 21 DPI, normalizándose los recuentos totales de leucocitos. Se observaron muy pocos cambios tóxicos en neutrófilos, pero se observaron con frecuencia linfocitos reactivos. Los perros con infección natural mostraron patrones variables de cambios en los  leucocitos.
  • El estudio concluye que la CME aguda se asocia con diversos cambios cuantitativos y cualitativos discretos en el leucograma que son indicativos de una inflamación concomitante, estimulación antigénica, y  estrés. Los cambios observados en MPXI y LI merecen una mayor investigación en perros con CME y también en otras enfermedades.