Abstracts

Asociación entre la administración sistémica de ciclosporina y el desarrollo de queratopatía bullosa aguda en gatos

Pierce KE Jr, Wilkie DA, Gemensky-Metzler AJ, Curran PG, Townsend WM, Petersen-Jones SM, Bartoe JT.
Vet Ophthalmol. 2016 Feb 16
  • Esta publicación valora si existe alguna asociación entre la aparición de una queratopatía bullosa aguda (ABK) en gatos y la administración, por vía sistémica, de corticosteroides o terapia inmunosupresora. Se evaluaron de forma retrospectiva las historias clínicas de gatos diagnosticados con ABK entre los años 2000 y 2008. Se registraron algunos datos como la raza, edad al momento del diagnóstico, peso, estado de la enfermedad sistémica, ojo afectado, resultados de la exploración oftalmológica, la terapia sistémica y tópica instituidas, la dosis y la duración del tratamiento, el resultado visual y los análisis histopatológicos.
  • Un total de 12 gatos de un población encuestada de 70 167 cumplieron con los criterios de inclusión con 17/24 ojos afectados por ABK. En 13/17 gatos se realizó un tratamiento médico y / o quirúrgico para el manejo de la ABK. En un subconjunto de casos se realizó citología corneal, cultivo bacteriano aeróbico, PCR, aislamiento del virus y/o histopatología de FHV-1.
  • No se identificaron organismos infecciosos. En dos globos oculares, se identificó histológicamente una ruptura en la membrana de Descemet de la córnea. Un total de 10 de los 12 gatos habían sido diagnosticados previamente con alguna enfermedad sistémica en curso. Un total de 10/12 gatos estaban recibiendo terapia sistémica, y se observó una asociación significativa (p <0,001) entre la administración sistémica de los corticosteroides y/o ciclosporina A y el desarrollo de la ABK. A 8 de los 10 gatos se les administró prednisolona oral (entre 1 a 2 mg / kg cada 12 a 24 h). A 5 de los 8 gatos que recibían prednisolona oral se les administraba simultáneamente ciclosporina oral (1,5-7 mg / kg cada 12-24 h). Se identificó el tratamiento con ciclosporina sistémica como un factor de riesgo significativo (P <0,001) para el desarrollo ABK, mientras que la prednisolona sistémica no fue significativa (P = 0,10).
  • Los autores concluyen que la administración de ciclosporina sistémica parece ser un factor de riesgo para el desarrollo de ABK en la población de gatos estudiados.