ABSTRACTS

Aspectos clínicos y desenlace del shock séptico en perros: 37 casos (2008-2015).

Summers AM, Vezzi N, Gravelyn T, Culler C, Guillaumin J.
J Vet Emerg Crit Care 2020 Dec 31

  • Este estudio describe las características de los perros con shock séptico, investiga marcadores de gravedad de la enfermedad y evalúa el impacto del tratamiento en el desenlace.
  • Se planteó un estudio retrospectivo en una unidad de cuidados intensivos de un hospital universitario. Se incluyeron 37 perros con shock séptico.
  • La mediana en la disfunción de los órganos fue de 3,24 ± 1,0, e incluyó disfunción cardiovascular (100%), respiratoria (73%), hematológica (68%), renal (49%) y hepática (32%). El tracto gastrointestinal fue la fuente más común de sepsis. La presión arterial media antes de la reanimación era de 50 ± 8 mm Hg. Todos los perros recibieron fluidos IV antes de una terapia vasopresora con un ritmo medio de 12,1 ± 11,0 mL/kg/h. Todos los perros recibieron antimicrobianos, administrados en una media de 4,3 ± 5,7 horas después del diagnóstico. Se administró dopamina o norepinefrina por vía intravenosa, respectivamente, en el 51,3% y el 37,8% de los perros con una duración media de la hipotensión de 2,6 ± 3,0 horas. La tasa de mortalidad fue del 81,1%. La probabilidad de sobrevivir fue mayor en los perros con una sonda de alimentación (P = 0,007) y con sepsis gastrointestinal (P = 0,012), y menor en los perros con disfunción respiratoria (P < 0,001). Las puntuaciones APPLEFull obtenidas (P = 0,014) y el tiempo transcurrido hasta la terapia antimicrobiana (P = 0,047) se identificaron como predictores de mortalidad. Se evaluaron combinaciones de tratamiento consistentes en 7 intervenciones que en medicina humana pueden mejorar los resultados en shock séptico. Los supervivientes recibieron 4,1 ± 1,3 de estas intervenciones, mientras que los no supervivientes recibieron 2,4 ± 1,4 (p = 0,003).
  • El estudio concluye que el shock séptico en perros presenta un pronóstico reservado. La terapia antimicrobiana temprana y la utilización de combinaciones de tratamiento pueden aumentar la supervivencia de los perros con shock séptico. Se debería investigar el impacto de ciertas intervenciones específicas en la supervivencia.