ABSTRACTS

Cambios postmortem del tracto urinario en gatos con obstrucción uretral

Mauro KD, Bradley CW, Drobatz KJ.
J Vet Emerg Crit Care 2020 Jan 27

  • El objetivo del estudio era reportar los hallazgos postmortem macroscópicos e histopatológicos del tracto urinario en gatos con obstrucción uretral (UO), y compararlos con la gravedad clínica de la enfermedad.
  • De forma retrospectiva se evaluaron los historiales médicos de gatos con un examen post mortem completo entre 2000 a 2014 de un hospital universitario. Se incluyeron 14 gatos
  •  Las lesiones de vejiga fueron moderadas a severas en 10 de 14 (71%) y leves en 4 de 14 (29%) gatos. Las lesiones vesicales fueron difusas en 8 de 14 (57%), multifocales en 3 de 14 (21%) y focales en 3 de 14 (21%) gatos. Se observó cistitis linfocítica en 11 de 14 gatos (78%) y cistitis neutrofílica en 10 de 14 (71%) vejigas. Las lesiones uretrales fueron moderadas a severas en 4 de 14 (29%), leves en 4 de 14 (29%), y no se identificaron lesiones uretrales en 6 de 14 (43%) gatos. Las lesiones ureterales fueron leves en 1 de 14 (7%), y no se identificaron lesiones ureterales en 13 de 14 (93%) gatos. En la histopatología, hubo lesiones renales moderadas a severas en 5 de 14 gatos (36%), lesiones renales leves en 6 de 14 (43%), y no se identificaron lesiones renales en 3 de 14 gatos (21%). Las lesiones renales fueron multifocales en 10 de 14 (71%) y regionales en 1 de 14 gatos (7%). En los riñones, el infiltrado inflamatorio más frecuente fue el linfoplasmocítico. La gravedad de las lesiones uretrales no se asoció con la gravedad de las lesiones de vejiga (P = 1.0). Se observó que la hipercalemia era paralela a la gravedad de la vejiga (P = 0.02) y las lesiones renales (P = 0.04). Debido al pequeño tamaño de la muestra y a que se eliminaron la mayoría de los gatos azotémicos, no se pudo determinar que existiera una asociación entre la gravedad de las lesiones de la vejiga y el grado de azotemia.
  • En los gatos con UO evaluados en este estudio se encontraron lesiones inflamatorias renales y urinarias considerables. La gravedad de estos hallazgos fue paralela a la gravedad de las concentraciones de potasio en la sangre.