ABSTRACTS

Características clínicas, clínico-patológicas e histopatológicas hepáticas asociadas a una probable lesión hepática inducida por el ketoconazol: 15 casos (2015-2018)

Macho LP, Center SA, Randolph JF, Dumars LA, Rush SE, Cameron MK, Lucy JM, Hall-Fonte DL, McDonough SP, Peters-Kennedy J, Marinoff J, Harrison J, Sabatino B, Deitz K.
J Am Vet Med Assoc. 2020 Jun 1;256(11):1245-1256

  • El objetivo del estudio era caracterizar las características clínicas, clínico-patológicas e histopatológicas hepáticas y la evolución en los perros con probable lesión hepática inducida por el ketoconazol.

  • Se incluyeron 15 perros con sospecha de lesión hepática inducida por el ketoconazol que se sometieron a una biopsia de hígado. Se recogieron datos de los registros médicos con respecto a la reseña del animal, los signos clínicos, los hallazgos clínicos e histopatológicos hepáticos, los medicamentos concurrentes, la dosis de ketoconazol, la duración del tratamiento y la evolución.
  • La edad media y el peso corporal fueron de 8,2 años (rango, 5 a 15 años) y 13,0 kg (28,6 lb; rango, 8,2 a 38,0 kg [18,0 a 83,6 lb]), respectivamente. La raza más común fue el Cocker Spaniel (n = 5). Todos los perros recibieron ketoconazol para tratar las infecciones cutáneas de Malassezia. La dosis media diaria de ketoconazol fue de 7,8 mg/kg (rango, 4,4 a 26,0 mg/kg ), PO. La duración del tratamiento osciló entre 0,3 y 100 semanas acumulativas (administración cíclica intermitente en algunos perros); 6 perros fueron tratados durante ≤ 10 días. Los signos clínicos comunes incluían letargia, anorexia y vómitos. Todos los perros mostraron una altas actividades séricas de enzimas hepáticas. Los hallazgos histopatológicos hepáticos incluyeron lesión lobular variable, infiltrados inflamatorios mixtos y agregados conspicuos de macrófagos con lipofuscina ceroide que marcaron daño en regiones del parénquima. Cinco perros desarrollaron hepatitis crónica, incluyendo tres con inflamación piogranulomatosa. De los 10 perros reportados que murieron en el último seguimiento, el tiempo de supervivencia después de la aparición de la enfermedad varió entre 0,5 y 165 semanas, con 7 perros muriendo por causas relacionadas con el hígado.
  • El estudio destaca que los hallazgos para los perros con hepatotoxicosis circunstancialmente asociada al tratamiento con ketoconazol se aconseja un monitoreo proactivo de las actividades séricas de las enzimas hepáticas antes y después del inicio de dicho tratamiento