Abstracts

Caracterización clínica, patológica, inmunohistoquímica y molecular de la gingivoestomatitis crónica felina

Rolim VM, Pavarini SP, Campos FS, Pignone V, Faraco C, Muccillo MS, Roehe PM, da Costa FV, Driemeier D.
J Feline Med Surg. 2016 Feb 8
  • En este estudio pretende la caracterización clínica, patológica, inmunohistoquímica y molecular de 27 gatos con gingivoestomatitis crónica felina (FCG).
  • Se recogieron biopsias de la mucosa oral, sangre e hisopos de gatos que presentaban lesiones orales y se realizó estudio histológico y análisis inmunohistoquímico para calicivirus felino (FCV), virus de la leucemia felina (FeLV) y virus de la inmunodeficiencia felina (FIV). Se realizaron análisis de PCR en los hisopos para FCV, y para FeLV y FIV en las muestras de sangre.
  • Los principales hallazgos clínicos fueron disfagia (83,3%), halitosis (72,2%), sialorrea (44,4%), pérdida de peso (38,8%), malestar oral intenso (33,3%), hemorragia oral (22,2%), pelaje sin brillo y frágil ( 11,1%) y disnea (5,5%). El examen físico reveló lesiones bilaterales a través del pliegue palatogloso hasta la base lateral de la lengua. El 77.8% de los casos presentaban unas lesiones difusas, proliferativas, de color rojo intenso y friables, y que sangraban fácilmente. En el 22,2% de los casos, las lesiones fueron multifocales a coalescente, a veces formando múltiples vesículas en un pliegue palatogloso edematoso y enrojecido. El examen microscópico mostró que el 14,8% de las lesiones tenían inflamación moderada (grado 2) y el 85,2% tenían inflamación severa (grado 3). La inmunohistoquímica reveló la presencia de antígenos de FeLV en el epitelio y en el infiltrado inflamatorio del 29,6% de los gatos con FCG. Los antígenos de FIV se identificaron en el infiltrado inflamatorio de un gato. No se detectaron antígenos de FCV en las lesiones de FCG.
  • El estudio concluye que los casos analizados de FCG podrían no estar correlacionados con FCV. También es posible que el FeLV  sea un agente causal de las lesiones, en los casos en que ha sido confirmada la presencia del virus por inmunohistoquímica en muestras epiteliales