Abstracts

Comparación de dietas con diferentes perfiles nutricionales para el manejo a largo plazo de cistitis aguda idiopática no obstructiva

Kruger JM, Lulich JP, MacLeay J, et al.
J Am Vet Med Assoc 2015;247: 508-517
  • El objetivo del estudio es evaluar el efecto de la nutrición sobre los signos clínicos recurrentes de la enfermedad del tracto urinario inferior (LUT) en los gatos con cistitis idiopática.
  • Se seleccionaron 31 gatos con cistitis aguda idiopática no obstructiva. Los gatos fueron asignados al azar a recibir 1 de 2 alimentos (una dieta para la prevención de la cistitis o alimento control) que diferían en minerales (calcio, fósforo y magnesio), antioxidantes, y sus perfiles de ácidos grasos. Los propietarios documentaron diariamente los signos de LUT durante 1 año. El criterio principal de valoración fue el número de episodios recurrentes en el que un gato tenía varios signos (> / = 2 concurrentes) de LUT dentro del mismo día (definido como día de múltiples signos). Cuando un gato tenía múltiples signos de LUT en días consecutivos fueron considerados como un episodio simple.
  • Cuatro gatos alimentados con dieta de prevención  y 2 alimentados con dieta control fueron excluidos del estudio debido a la falta de cumplimiento, signos gastrointestinales, rechazo del alimento, o retirada voluntaria por el propietario.
  • La proporción de los gatos alimentados con comida de prevención que tuvo > / = 1 episodios recurrentes de días de múltiples signos (4/11) no fue significativamente menor que la de los gatos alimentados con la comida control (9/14). Sin embargo, los gatos alimentados con dieta de prevención tuvieron una tasa media de incidencias de episodios recurrentes de días de múltiples signos significativamente más baja (0,7 episodios / 1.000 días-gato) al igual que episodios de hematuria (0,3 episodios / 1.000 días-gato), disuria (0,2 episodios / 1.000 días-gato) y estranguria (0,2 episodios / 1.000 días-gato) así como signos individuales de LUT, en comparación con los gatos alimentados con comida control (5,4, 3,4, 3,1, y 3,8 episodios / 1.000 días-gato, respectivamente). Un número significativamente menor de gatos alimentados con dieta de prevención requirió analgésicos (4/11), en comparación con los gatos alimentados con comida control (12/14).
  • Los autores concluyen que los alimentos con diferentes perfiles nutricionales parecen afectar las tasas medias de incidencia de signos clínicos recurrentes asociados a cistitis idiopática felina.