Abstracts

Concentraciones séricas de troponina I cardiaca en síncope y convulsiones en perros

Dutton E, Dukes-McEwan J, Cripps PJ.
J Vet Cardiol. 2016 Dec 5
  • Este estudio trata de determinar si la concentración sérica de troponina I cardiaca (cTnI) distingue entre síncope cardiogénico y perros con colapso que presentan crisis epilépticas generalizadas (con y sin enfermedad cardiaca) o síncope vasovagal. Se reclutaron 79 perros prospectivamente y se agruparon según la etiología del colapso: convulsiones epilépticas generalizadas (grupo E), síncope cardiogénico (grupo C), perros con convulsiones epilépticas y enfermedad cardiaca (grupo B), síncope vasovagal (grupo V) o colapso sin clasificar (grupo U). A la mayoría de perros se les realizó un  ECG (n = 78), ecocardiografía (n = 78) y medición de la Presión Asterial  (PA; n = 74). Se excluyeron perros con historial de intoxicaciones, traumatismos, evidencia de trastornos metabólicos o insuficiencia renal (en base a concentraciones séricas de creatinina> 150 μmol / L y gravedad específica de orina <1.030). Se midieron las concentraciones séricas de cTnI y se compararon entre los grupos
  • Las concentraciones medias de cTnI fueron mayores en el grupo C que en el grupo E (cTnI: 0,165 [0,02-27,41] frente a 0,03 [0,01-1,92] ng / mL, p <0,05). El análisis de regresión multivariable mostró que las concentraciones séricas de cTnI disminuían conforme aumentaba el tiempo desde el colapso (p = 0.015) y aumentaban con el aumento de la concentración de creatinina (p = 0.028). Las concentraciones séricas de cTnI diagnosticaron el síncope cardiogénico con una sensibilidad del 75% y una especificidad del 80%.
  • El estudio concluye que las concentraciones séricas de cTnI fueron significativamente diferentes entre los grupos C y E. Sin embargo, debido a la superposición de las concentraciones de cTnI entre los grupos, la medición de las concentraciones de cTnI en un individuo no tiene un valor discriminatorio óptimo para diferenciar el síncope cardiogénico del colapso con convulsiones epilépticas generalizadas (con y sin enfermedad cardíaca) o el síncope vasovagal.