ABSTRACTS

Cuerpos extraños esofágicos en gatos: hallazgos clínicos y anatómicos

Abd Elkader NA, Emam IA, Farghali HA, M DS, Salem NY.
PLoS One. 2020 Jun 2;15(6

  • El modelo anatómico de felino podría ayudar a comprender las relaciones entre los hallazgos clínicos y las características anatómicas, y el transcurso de los cuerpos extraños que pasan por el esófago.
  • Este estudio tenía dos objetivos 1) evaluar los cuerpos extraños en el esófago de pacientes felinos mediante un examen físico, radiológico y endoscópico, y cómo su ubicación influye sobre los planes de tratamiento y las complicaciones. 2) De que forma los ángulos agudos anatómicos del esófago felino contribuyen al atrapamiento de cuerpos extraños. En este estudio se incluyeron 35 gatos; 30 de ellos tenían signos clínicos de cuerpo extraño esofágico y se utilizaron cinco gatos para el estudio anatómico.
  • Los gatos con signos clínicos de cuerpo extraño esofágico fueron sometidos a un completo examen clínico y radiológico. La radiografía permitió identificar la ubicación y la naturaleza del cuerpo extraño en los 30 gatos afectados. El sitio con mayor incidencia de atrapamiento de cuerpos extraños fue la entrada del esófago, caudal a la faringe (63,3%), seguido de la entrada torácica (26,7%) y la región cervical media del esófago (10%). Se identificaron dos tipos de cuerpos extraños: agujas de coser (25/30) y hueso (5/30). Se aplicaron regímenes terapéuticos de acuerdo con la naturaleza y la ubicación del cuerpo extraño y las complicaciones asociadas. La eliminación del cuerpo extraño se logró mediante pinzas de Rochester en 17/30 casos, mediante una intervención quirúrgica completa en 8/30 casos y endoscopia en 5/30 casos.
  • Los resultados de este estudio sugieren que la localización del cuerpo extraño está fuertemente relacionada tanto con el tipo de cuerpo extraño ingerido como con las características anatómicas del esófago del gato. El esófago felino tiene una variedad de ángulos agudos que facilitan el atrapamiento de cuerpos extraños rígidos lineales y angulares. Las imágenes radiográficas siguen siendo la modalidad de diagnóstico más frecuentemente utilizada para determinar el lugar de alojamiento y la naturaleza de los cuerpos extraños radiopacos. En general, la tasa de complicaciones fue baja (6/30).