ABSTRACTS

Datos clínicos, particularidades de las imágenes y desenlace de la enfermedad orbital inflamatoria y neoplásica en 81 perros y 16 gatos en Australia (2010-2019).

Coall SM, Premont JE, Flatz K, Hindley K, Groth A, Billson FM.
Vet Ophthalmol. 2021 Sep 23

  • El objetivo del estudio era caracterizar la presentación clínica, las particularidades de las imágenes y el desenlace de la enfermedad orbital en una población de referencia de perros y gatos a los que se les realizó una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética (RM).
  •  Se incluyeron los animales a cargo de clientes remitidos por enfermedad orbital que se sometieron a un examen oftalmológico y a una RM o TC de la cabeza. Se compararon las características demográficas y de imagen entre los animales diagnosticados de enfermedad inflamatoria y de enfermedad neoplásica
  • Se incluyeron 97 animales (81 perros y 16 gatos). A 84 y 13 pacientes se les realizó una TC y una RMN, respectivamente. Tanto en perros (59% frente a 41%) y gatos (62% frente a 39%), se detectó con mayor frecuencia la enfermedad orbital inflamatoria que la neoplasia. La celulitis orbital fue el diagnóstico más común en perros (36/81, 44,4%) y gatos (8/16, 80%). En el 36,1% de los perros con celulitis orbital se sospechó la presencia de un cuerpo extraño, pero sólo se recuperaron 3 durante la orbitotomía. En 3 muestras se identificaron bacterias multirresistentes que influyeron en los protocolos de tratamiento. Las neoplasias más comunes fueron el sarcoma (10/30) y el carcinoma (7/30) en perros y el linfoma en gatos (3/6). Los hallazgos de imagen de osteólisis (p = 0,0002) y extensión intracraneal (p = 0,0001) se asociaron significativamente con la neoplasia en los perros. Por el contrario, la extensión de la osteólisis estaba presente en los gatos con enfermedad orbital tanto inflamatoria (7/10) como neoplásica (6/6).
  • En los animales de este estudio la enfermedad inflamatoria, particularmente la celulitis orbital, fue más común que la neoplasia en perros y gatos con enfermedad orbital. Se debería incluir el cultivo y la susceptibilidad bacteriana como parte del trabajo de diagnóstico cuando se sospecha de celulitis orbital.